“Todo lo que tiene que ver con el empleo en la ciudad es lo prioritario”

El Ideal Gallego-2015-05-23-008-7cc3fb96
|

Carlos Negreira afronta sus primeras y últimas municipales como aspirante a la reelección con la tranquilidad del aval de cuatro años de trabajo y la esperanza de poder completar los proyectos de la ciudad que imagina. Una en la que la calidad de vida sea el trampolín para la proyección internacional.

¿En ocho años de mandato da tiempo a hacer todos los proyectos previstos?
Eso es lo que estamos intentando. Presentamos un proyecto 2011-2020 y es lo que queremos rematar. Lo de los ocho años es una convicción personal; creo que nadie es imprescindible y que ocho años son suficientes para dar toda la energía que uno lleva dentro y evitar tentaciones de que uno se crea que el Ayuntamiento es suyo cuando es de todos los ciudadanos.

¿Hay algún proyecto irrenunciable?
Todo lo que tiene que ver con el empleo y con conseguir ese pacto local en el que impliquemos a todos los sectores productivos y estratégicos de la ciudad es lo prioritario. Y en segundo lugar, seguir vertebrando los servicios sociales con más programas, con más ayudas, intentando que nadie se quede atrás, que es lo que tiene que hacer un gobierno responsable.

Lo más llamativo del mandato son las infraestructuras. ¿Está satisfecho?
Teníamos viejas deudas pendientes con las grandes infraestructuras. Llevábamos años hablando de la Tercera Ronda, del contradique del Puerto Exterior, del tren del Puerto Exterior, de la Fábrica de Tabacos, de que necesitábamos unas Urgencias nuevas, de que necesitábamos una ampliación de Alvedro, de que As Conchiñas necesitaba un aparcamiento, de que desde Labañaou a la plaza del Comercio, llegando a Palavea necesitaban calles y plazas renovadas... Todo eso eran urgencias de hace muchos años y que hemos saldado. Y además hemos puesto sobre la mesa nuevos proyectos. Es el caso de La Marina y O Parrote: pasar de hacer un parking a hacer que los peatones triunfen sobre los coches y hacer un espacio de encuentro de casi 55.000 metros cuadrados que sumados a la Ciudad Vieja puedan generar un entorno de más de 150.000 metros cuadrados donde las personas primen sobre los coches.

¿Cómo está el plan de peatonalización?
Avanzando en los ritmos que habíamos propuesto. Primero, acabar La Marina y O Parrote para que los coches tuviesen su salida y luego, conseguir que la Ciudad Vieja tenga un tratamiento acorde con su historia. Antes, hay que poner las condiciones para que eso no sea traumático para los ciudadanos y que tengan alternativas a la peatonalización.

¿Cómo va a ser ese tratamiento a la Ciudad Vieja del que habla?
Vamos a hacer un plan de renovación integral de la Ciudad Vieja. En sus más de 22 calles tenemos prevista una urbanización importante y un plan de alumbrado público, que está reclamando a gritos. Van a hacer que la Ciudad Vieja brille en todo su esplendor.

Al margen de esta, las grandes obras previstas para la ciudad ya están hechas.
Hemos conseguido más de 600 millones de euros de inversión entre el Estado, la Xunta y el Ayuntamiento para la ciudad, fruto de ese principio de colaboración que hemos transmitido a las administraciones. Es un buen balance. Nos quedan algunas proyectadas, como es el caso de la Cuarta Ronda e infraestructuras verdes, como el gran parque periurbano que queremos hacer en el castro de Elviña, con más de 700.000 metros cuadrados, catorce parques de Santa Margarita para entendernos; y nos queda una infraestructura que me interesa especialmente, que es el traslado de la estación de autobuses actual a la estación del tren y eliminar ese tapón urbanístico que nos permitiría conectar seis barrios y hacerlos accesibles. Hay otras, como será la ampliación de Alfonso Molina y la comunicación entre la autopista y la Tercera Ronda y que van a dar nuevas posibilidades a las infraestructuras que ya están operativas y que creo que han mejorado notoriamente la movilidad en el conjunto de la ciudad.

Hay quien no se cree que A Coruña vaya a tener una estación intermodal.
El AVE está ahí para 2018, tengo que agradecer a Ana Pastor su compromiso, y está la estación intermodal que tenemos que ejecutar. No la que algunos hablaban de hacer, con comercios y hoteles, sino una estación intermodal que nos permita unir los barrios próximos, que nos facilite la movilidad y que libere espacio en la ciudad para las personas.

Habla de barrios, pero a este gobierno le acusan de pensar solo en el centro.
Nueve de cada diez euros se invierten en los barrios. Yo entiendo que los partidos de la oposición, que no pasean por los barrios, que no van a ver las obras que se han acometido en los barrios puedan decir esto. Esto solo proviene del desconocimiento. Si usted ve todo San Pedro de Visma, con los campos de fútbol nuevos, accesos nuevos; si usted ve Conchiñas, con el aparcamiento que no tenía y el arreglo de las calles de alrededor; si usted ve que vamos a acabar con un 42% más de plazas de escuelas de las que teníamos al inicio del mandato; si usted va por Palavea y ve las obras que se han hecho, desde soterrar el transformador al aparcamiento; o si va a Os Mallos o a Monelos... Podría relatar las inversiones en todos y cada uno de los barrios. El resumen es que nueve de cada diez euros de inversión se han dedicado a los barrios.

¿Los coruñeses dejarán algún día de quejarse del tráfico?
Creo que este es un buen momento, porque hemos vivido el despliegue de las infraestructuras. Había dos alternativas: no hacer que los de Novo Mesoiro tuvieran una buena entrada, dejar sin conectar Elviña y O Birloque, como querían algunos, hacer el soterramiento de San Cristóbal, el túnel de La Marina... o hacerlas y notar una gran mejoría en el tráfico; y más que seguiremos notando. El objetivo es que tengamos una fluidez de la que carecíamos antes y que tanto demandaban los coruñeses.

¿Ha recibido felicitaciones por el túnel de La Marina?
Se habló del túnel desde los noventa y creo que es un triunfo de las personas sobre los coches. Volver a recuperar esa centralidad en una zona en la que todos  estamos y visitamos seamos de cualquier barrio y que sea una plataforma muy positiva para todo tipo de actividades al aire libre.

Muchos cruceristas que llegan a la ciudad preguntan por el autobús turístico.
Hemos mejorado toda la atención a los cruceristas, con unos puestos específicos de información, disponen de una aplicación en Smart Coruña para guiarse y ver todo lo que pasa en la ciudad, pero es una actividad relativamente reciente. Si algo hemos hecho bien en estos cuatro años es ir de la mano el sector turístico y el Ayuntamiento para conseguir metas inimaginables hace dos años. Esta unión va a permitir muchas mejoras.

Otro de los focos de atracción ha sido la exposición de Picasso. ¿Cómo se puede prolongar el año Picasso?
Picasso fue uno de los objetivos que planteé para vincularlo con A Coruña. Ya lo habían hecho algunas personas, siempre habló de (Ángel) Padín, que fue uno de los luchadores en eso, y creo que con esta exposición hemos dado un paso de gigante para conseguir dos objetivos: uno, ser aceptados en la comunidad picassiana y segundo, saldar una deuda como es dar a conocer que la forja del genio está en A Coruña, con lo que hemos conseguido internacionalizar la ciudad. Con esto tenemos que conseguir un triple objetivo para estos próximos cuatro años, que son un centro de interpretación de Picasso en la casa en la que vivió, generar la atmósfera de Picasso en el Eusebio da Guarda y conseguir obra de forma permanente para la ciudad.

Como Málaga...
Málaga no tenía nada hace 28 años y hoy son miles de personas las que visitan Málaga por la influencia de Picasso. Y no aprendió a pintar allí, con todos los respetos a Málaga, a la que tengo mucho aprecio. Donde se forjó el genio y donde hizo su primera exposición fue aquí. Hay un diamante en bruto sobre el cual construir riqueza para A Coruña y es un factor de internacionalización y visibilidad para la ciudad. n

“Todo lo que tiene que ver con el empleo en la ciudad es lo prioritario”