Hallan el cuerpo de una de las personas arrastradas por una ola en Valdoviño

Busqueda de los Desaparecidos en Meiras

Un retén de la Guardia Civil que se había quedado controlando la zona después de que a las 21.30 horas del lunes se suspendiese el operativo de búsqueda de las tres personas arrastradas por una gran ola en los acantilados de Meirás, en el municipio de Valdoviño, localizó a la una y media de la madrugada de ayer el cadáver de uno de ellos.
El cuerpo sin vida de Rodrigo Pena Rodríguez, de 67 años, apareció en la colindante playa de A Frouxeira, en una zona situada entre la caseta de socorrismo y el canal de desagüe de la laguna.
El fallecido es un conocido industrial de Ferrol ya jubilado, propietario de la distribuidora de vinos Fuertes, que vivía en la carretera de Catabois, concretamente en Puerta de Neira, estaba casado y tenía cuatro hijos.
Rodrigo Pena Rodríguez era el cuñado de otro de los desaparecidos, Juan Bedoya López, y el padre de Noelia, la joven que también fue alcanzada por la misma ola en los acantilados del faro de Meirás pero logró agarrarse a las rocas y solo sufrió contusiones en las rodillas y el tórax de las que fue asistida en el hospital Arquitecto Marcide.

El dispositivo de búsqueda se afana en encontrar los cadáveres de las otras dos víctimas


De hecho, Noelia abandonó ayer el hospital, donde recibió tratamiento médico por las policontusiones que sufrió al ser sorprendida por la ola.
La tercera persona arrastrada por el mar es la hija de Juan Bedoya, Patricia, de 25 años, que, según la información recogida por este periódico, cursaba estudios de Enfermería. Esta familia, domiciliada en la parroquia valdoviñesa de Meirás, también es muy conocida en la zona, en la que la esposa de Juan Bedoya regenta la carnicería familiar Embutidos Casa Félix, mientras que él trabajaba en el Arsenal como electricista.  
El operativo de búsqueda de padre e hija se reanudó a primeras horas de ayer, con la participación de más de medio centenar de personas, que realizaron un amplio despliegue en el tramo litoral comprendido entre Campelo y la playa de Vilarrube. Participaron miembros de la Guardia Civil, efectivos de Protección Civil de Valdoviño, Ferrol, Narón y Mugardos, diez bomberos del parque municipal de A Gándara que se sumaron de forma altruista a la búsqueda y un equipo especializado en rescate acuático de la Policía Autonómica, además de la Policía Local de Valdoviño y el Grupo de Emerxencias Supramunicipal (GES) con base en Mugardos.
También intervinieron miembros del Grupo de Apoio Loxístico (GALI) de la Axencia Galega de Emerxencias, además de helicópteros “Helimer”, de Salvamento Marítimo; “Pesca II”, de la Xunta de Galicia; y “Cuco”, de la Guardia Civil.
El amplio despliegue realizado durante la jornada de ayer se suspendió sin ningún resultado al oscurecer, en torno a las siete de la tarde, y está previsto que la búsqueda se reanude a primeras horas de la mañana de hoy.

Sepelio
El cadáver de Rodrigo Pena Rodríguez fue trasladado al antiguo Hospital Naval de Ferrol y los forenses del Imelga le practicaron la autopsia ayer por la mañana.
Con posterioridad se instaló la capilla ardiente en la sala número 3 del tanatorio San Lorenzo y el sepelio está fijado para las seis de la tarde de hoy en el cementerio de Catabois.

Hallan el cuerpo de una de las personas arrastradas por una ola en Valdoviño

Te puede interesar