El Gobierno local inicia el derribo de las casas en ruinas de As Eiras

Los trabajos de demolición dieron comienzo ayer | pedro puig
|

El Ayuntamiento de Arteixo comenzó ayer la demolición de doce casas en ruinas en As Eiras (Meicende) con el objetivo de construir una nueva calle y eliminar, por otra parte, uno de los puntos de venta de droga más importantes de la ciudad de A Coruña.
El proyecto tendrá un coste de 146.000 euros y ha supuesto tener que llevar a cabo expropiaciones en la zona. La previsión era que los trabajos comenzasen en junio pero finalmente lo hicieron ayer, y desde el Ejecutivo municipal esperan que sirvan para “eliminar ese punto conflictivo definitivamente”.
Según afirma el Ayuntamiento, tanto la Guardia Civil como la Policía Local mantienen vigilado el espacio, “pero los esfuerzos policiales suelen chocar con la dificultad para encausar judicialmente a los protagonistas del trapicheo de drogas”. Alegan que estos “suelen librarse de penas mayores de cárcel y son simplemente juzgados por delitos menores”.
Las obras supondrán un cambio urbanístico en Meicende y los vecinos han anunciado en numerosas ocasiones que confían en que esta medida elimine de forma permanente los “problemas de convivencia” que se producen en la zona.
Unanimidad
La corporación arteixana aprobó el pasado febrero por unanimidad la finalización del expediente para ocupar y demoler las casas en As Eiras, la mayoría de ellas en ruinas. En aquel momento, el Partido Socialista criticó la tardanza para ejecutar este proyecto.
“Houbo que agardar sete anos para expropiar As Eiras, o éxito é relativo, pero agardemos que sirva para erradicar os problemas de delincuencia”, señaló el portavoz local, Martín Seco.
Recientemente, el alcalde, Carlos Calvelo, natural de Meicende, indicó que, aunque épocas como los años 90 fueron “terribles” en cuanto a la venta de droga en el barrio, en la actualidad se está produciendo un repunte en la venta de heroína en As Eiras. Los “camellos” se han adueñado de varias casas en ruinas, supuestamente, para comercializar sustancias estupefacientes a cualquier hora del día.
Este ambiente dificulta la convivencia en el entorno y provoca numerosas quejas vecinales desde hace años, por lo que el Gobierno arteixán intentará ponerle solución eliminando las viviendas ruinosas del núcleo. l

El Gobierno local inicia el derribo de las casas en ruinas de As Eiras