Otro central, casi imposible

Deportivo 200228-02_12435231
|

La sesión de ayer fue de recuperación en la Ciudad Deportiva de Abegondo y mientras los jugadores se entrenaban en el gimnasio, en el campo principal el entrenador blanquiazul, Fernando Vázquez, y el asesor del Consejo de Administración del club, Richard Barral, mantuvieron un largo diálogo en uno de los banquillos, con la presencia, además, del preparador físico José Ángel Franganillo. El club ha intentado reforzar la plantilla con la llegada de un central para suplir a Michele Somma, pero se ha encontrado dificultades y en este momento, la contratación de un defensa está prácticamente descartada.

Para sustituir a un lesionado de larga duración, en España, con el mercado cerrado, hay dos opciones. Una, la que siempre está operativa si tienes fichas disponibles (o una baja de larga duración): los jugadores que están sin equipo. Esa vía, sin embargo, está descartada por el club. La empleó otras veces, como cuando se decantó Richard Barral por el fichaje de Ryan Babel, pero en esta ocasión, sin mirlos blancos, se entiende que fichar a un jugador que está desempleado implica tenerlo que poner en forma y, teniendo en cuenta que hoy acaba febrero, no estaría disponible hasta, probablemente, finales de abril. Es decir, para las últimas jornadas de la temporada.

La otra vía cuando hay un lesionado de larga duración es llegar a un acuerdo con otro club español (no vale de otro país) para suplir al futbolista que está en la enfermería.

Esa vía sí que la ha explorado el Deportivo, que acudió a los equipos de Primera División que más centrales tienen en sus plantillas con el objetivo de poder pescar a uno de ellos.

Sin embargo, ha encontrado dificultades que no ha podido solventar. Su primera opción, según confirmaron a este diario algunas  fuentes, fue el central del Leganés Rodrigo Tarín. La operación tenía visos de hacerse realidad, pero finalmente el conjunto pepinero, tal y como informó en su día Onda Cero, no dio opción a su salida después de que el Barcelona pagara la cláusula de rescisión de Braithwaite y se quedara sin posibilidad de sustituirle.

En la terna de candidatos que sondeó para suplir a Somma se encontraba también el costarricense Óscar Duarte. En este caso, no fue su club, el Levante, sino las pretensiones del futbolista, lo que tumbó la incorporación por el Deportivo. La ficha y una prima en caso de ascenso alejaron al jugador ‘tico’ de la entidad blanquiazul.

Con la opción de fichar central prácticamente imposible, el club ha contemplado, como dijo Vázquez hace una semana, la incorporación de un centrocampista, lo que implicaría quedarse para el centro de la zaga con lo que hay.

Otro central, casi imposible