Alberto Basadre se impuso en la Regata Virtual de la FGV

El campeón y la campeona. Abajo, el barco del ganador, en una de las imágenes del viodeojuego | FOTos: fgv
|

Alberto Basadre (Marítimo de Canido), que llegaba a la serie final como séptimo clasificado (7 puntos acumulados), se hizo ayer con el título de mejor patrón de la Regata Galicia contra el Covid-19, una prueba virtual a través de una aplicación que ha organizado durante toda la semana la Real Federación Gallega de Vela.

Bajo el control y coordinación de Bruno Gago, director técnico federativo, los quince finalistas, que llegaban liderados por Tone Pérez (RCN Vigo), disputaron seis pruebas con la aplicación Virtual Regatta Inshore, un programa de World Sailing que, con el confinamiento, ha ganado adeptos entre regatistas, técnicos y jueces con licencia de la RFGV.

Una más que probada habilidad para manejar el monotipo en el campo de regatas y una buena conexión a internet (también importante), otorgaron el podio a Alberto Basadre (Marítimo de Canido), Ero Pons y Pablo Astiazarán (RCN Vigo). Basadre es regatista y entrenador; Pons es exitoso técnico y Astiazarán regatista de Óptimist de 15 años.

 

Por un punto

Basadre se impuso por un punto de ventaja frente a Ero. No necesitó imponerse en una sola de las cinco regatas del día porque el ‘trimmer’ del ‘Marnatura’ firmó una serie excelente: 4-13-2-4-3 en la que descartó su único mal resultado (el decimotercer puesto de la segunda prueba), para añadirles los 7 puntos con los que partía de las semifinales. Pons, que llegaba con 6 puntos, uno menos que Basadre, acabó con 1-4-5-8-5 y 21 puntos al descartar la cuarta regata de la tarde.

Se da la circunstancia de que Pons fue el entrenador de la tripulación del ‘Marnatura’ (RCN Vigo), en la que se encontraba Basadre, cuando el barco olívico ganó el título Corinthian (mejor barco aficionado) en el Mundial de J70 de Marblehead (EEUU) en 2018.

Por su parte, Astiazarán acabó con una serie 6-1-4-2-12, descartando la última prueba y sumando los 12 puntos con los que entró en la final. El vigués ha sido la gran sorpresa, porque partía a 11 puntos de Tone. Astiazarán está entrenado por Alejandra Suárez, feliz ya el día anterior porque su pupilo se había metido en las regatas decisivas.

¿Y Tone? El líder de Jueves y Viernes Santo pinchó. Noveno, decimosegundo, séptimo y dos DNC -le falló la conexión- en las dos regatas finales y terminó undécimo.

Al no meterse ninguna patrona en la ronda final, el Viernes Santo ya se conoció el podio femenino. Boquete, en los últimos años compitiendo como tripulante en Snipe y ahora también en Láser, sumó en las semifinales 42 puntos, una vez descartados sus dos peores resultados en las diez regatas. La viguesa firmó un primer puesto, un segundo y dos terceros en su grupo como mejores valores, pero se quedó a dos puestos y tres puntos del selectivo acceso a la final, al concluir en la decimoséptima plaza.

El podio femenino se completó con Alejandra Suárez (RCN Vigo), entrenadora del equipo de Optimist y bicampeona del Mundo de Vaurien en categoría femenina, y con Marta Torres (Grupo Bazán), joven regatista de Óptimist, en tercer lugar.

 

Casi 200 inscritos

La regata virtual comenzó con 197 inscritos, pasaron el primer corte a semifinales 60 regatistas distribuidos en cuatro grupos de quince y de quince también fue la serie final.

“Ha sido un verdadero éxito y nos alegra que hayamos ocupado algunas horas a los participantes durante este confinamiento”, ha explicado el presidente de la Real federación Gallega de Vela, Manuel Villaverde, quien avanzó que ya se baraja la posibilidad de darle continuidad.

De hecho, Gago explicó que “hemos hablado con otras federaciones, entre ellas la Canaria, para ver cómo podríamos organizarlo. Sería un torneo intercomunitario”. El director técnico apuntó que “todos nos han agradecido la organización del torneo porque era una hora y media-dos horas en las que pensaban en vela. La gente tiene mono de salir al mar, de competir”.

Este simulador, puesto en marcha por World Sailing, tiene un reglamento muy parecido al de las propias regatas, pero no existen reclamaciones: en caso de problemas es el propio juego quien arbitra y decide.

Los premios se entregarán en el transcurso de la Gala de la Vela Gallega, aún con fecha a determinar.

Alberto Basadre se impuso en la Regata Virtual de la FGV