La Estación Espacial alarga su vida útil al cumplir 20 años

Unos astronautas, preparados para una misión en la Estación Espacial Internacional | aec
|

La Estación Espacial Internacional (EEI) cumplió ayer 20 años, el doble de lo previsto originalmente, con el compromiso de alargar su vida útil lo más posible mientras las grandes potencias le buscan una alternativa para la conquista de la Luna y Marte.
“Desde el punto de vista tecnológico, el estado de la EEI permitirá su explotación hasta 2028-30”, dijo Yevgueni Mikrin, portavoz de la corporación rusa Energuia, la fabricante de las naves Soyuz. Todos los socios que participan en su construcción, en particular Rusia y EEUU, expresaron con ocasión del aniversario su deseo de prolongar otros diez años, como mínimo, la vida de la plataforma orbital, habitada desde hace 18 años.
“Prolongar la vida útil de la EEI es la decisión correcta. Debemos seguir cooperando internacionalmente, al tiempo que comercializamos la conquista del espacio”, comentó el legendario astronauta Robert Cabana, director del Centro Espacial Kennedy. Fruto de un histórico acuerdo suscrito hace 25 años por los presidentes de Rusia, Boris Yeltsin, y EEUU, Bill Clinton, la estación es el mejor ejemplo de la cooperación internacional en el ámbito del espacio que se abrió con la caída de la Unión Soviética y una buena solución en tiempos de crisis económica.
“Es un gran modelo sobre cómo vamos a explorar el espacio exterior en el futuro. Es muy caro, pero muy bueno. Pese a nuestras diferencias políticas, seguimos trabajando juntos en la estación, EEUU, Rusia, Japón, Canadá, la Agencia Espacial Europea, como si fuéramos uno”, agregó Cabana. Echando la vista atrás, el jefe adjunto de operaciones espaciales de la NASA, William Gersteinmeier, destacó que construir la estación espacial, (proceso que aún está en marcha, ya que los rusos enviarán el próximo año un nuevo módulo, el Nauka), “fue muy difícil”.
La NASA está “muy satisfecha” con la estación y tiene intención de utilizar sus instalaciones hasta que se encuentre una alternativa fiable, para lo que se basarán “en lo aprendido construyendo la EEI”.

La Estación Espacial alarga su vida útil al cumplir 20 años