Por la extra, por el bus o por un puesto de trabajo

maría pita acogió el paro de los funcionarios municipales (1), mientras en los juzgados se apagaron los ordenadores por la supresión de la paga (2). los afectados por las preferentes se congregaron en a cubela por la tarde (3) y por l

Puede ser cosa de la pérdida de derechos laborales, de los recortes salariales, de las malas prácticas de los bancos, o la congelación de las pensiones pero ya no de la edad. Los actos de protesta que ayer se repartieron por toda la ciudad dan cuenta de que la contestación social ha dejado de ser feudo de los más jóvenes y ha ampliado su espectro en todas direcciones.

El ejemplo de que los mayores también tienen voz en la calle lo ponían ayer los afectados de las participaciones preferentes, que ayer llevaban sus pancartas a la plaza de A Cubela. En el otro extremo, los universitarios estrenaban pancarta en el campus de Elviña para criticar la subida del billete de autobús de cara al próximo año y reclamar un bonobús estudiantil como el que ya existe en Santiago y Vigo.

 

sin paga navideña

Por número, el colectivo que copaba ayer los actos de protesta era el de los funcionarios, cajón de sastre donde caben treintañeros y sexagenarios. Los de la delegación de la Xunta se acompañaban del Apalpador para reclamar el cobro de la extra de Navidad, y el mismo motivo llevaba a María Pita a 200 trabajadores municipales, mientras en los juzgados, los funcionarios apagaban sus equipos media hora, en anticipo de lo que podría ser una huelga indefinida.

Y más gritos. Los que volvieron a la sede de Atento en Juan Flórez, tras la reducción de jornada de 180 empleados, y los que se oyeron en la Delegación del Gobierno, en contra de las políticas de recortes.

Por la extra, por el bus o por un puesto de trabajo

Te puede interesar