Bruselas pide que se evite el cierre de las fronteras y en su lugar se apliquen cuarentenas y PCR

Un grupo de pasajeros espera en el aeropuerto de Palma de Mallorca | aec
|

La Comisión Europea mostró preocupación por las nuevas restricciones de viaje que aplicaron varios gobiernos europeos, y abogado por aplicar medidas como cuarentenas y pruebas obligatorias a los viajeros en lugar de cerrar las fronteras del todo, para evitar disrupciones.
En una carta fechada el pasado 7 de agosto, cuyo contenido fue conocido ayer, la Comisión recuerda a los embajadores de los Estados miembros que, “dadas las experiencias al principio de la pandemia”, la coordinación en este área “es crucial para asegurar claridad y predictibilidad” para ciudadanos y empresas.

Una situación volátil
“La situación es ahora volátil, con algunos Estados miembros experimentando cifras a la baja y otros, desafortunadamente, viendo un aumento en los casos. Hemos visto que algunos Estados miembros decidieron mantener o reintroducir ciertas restricciones a los movimientos transfronterizos, a veces de forma bastante descoordinada”, dice la misiva.

Entre otros cambios en los últimos días, Alemania recomendó no viajar a España (salvo las Islas Canarias) y Holanda ha hecho lo propio con diez regiones europeas, entre ellas Madrid, París y Bruselas.

La Comisión insiste en que los cierres en las fronteras y las restricciones a los viajes causan “disrupciones” que deben “evitarse lo más posible”.

Acciones descordinadas
“Aunque tenemos que asegurar que la Unión Europea está preparada para posibles rebrotes de casos de Covid-19, debemos al mismo tiempo evitar una segunda ola de acciones descoordinadas”, insiste la carta, firmada por las directoras generales de Justicia e Interior en el Ejecutivo comunitario.

La misiva pide que se eviten las restricciones y los controles fronterizos “ineficaces” e insta en su lugar a plantear medidas “proporcionadas, coordinadas y con objetivos”, que se basen en la evidencia científica.

Así, en lugar de la prohibición total de viaje, Bruselas se muestra partidaria de que se permita el movimiento, aunque después se obligue al viajero a hacer cuarentena o a someterse a una 
prueba PCR.

“Las restricciones a la libertad de movimiento solo deberían imponerse en circunstancias excepcionales, cuando esté claro  que son necesarias a vista del riesgo a la salud pública”, apunta la Comisión  Europea, que pide también a los gobiernos que estén en contacto entre ellos antes de decidir poner en marcha este tipo de medidas.

La base científica
En cuanto a la base científica para justificar estas medidas, Bruselas recomienda no fijarse únicamente en el número de casos nuevos en las últimas dos semanas por cada 100.000 habitantes, sino tener también en cuenta las estrategias de testeo que aplica cada país, incluyendo el número de pruebas y la tasa de positivos.

El Ejecutivo comunitario pide también que se tenga en cuenta la distribución regional de los casos y que, en cualquier caso, se siga “permitiendo y facilitando” la movilidad por motivos profesionales o familiares y para los transportistas de bienes.

Bruselas pide que se evite el cierre de las fronteras y en su lugar se apliquen cuarentenas y PCR