Afloran las primeras denuncias de taxistas a Cabify por recoger a clientes fuera de la base

La huelga reduce a un centenar el número de taxis disponibles hasta medianoche
|

Solo llevan funcionando diez días en la ciudad, pero desde el colectivo de taxis ya han denunciado a la flota de Cabify por incumplir las normas. Aunque las demandas no son a nivel asociativo sino de particulares que ven cómo les llevan parte de la clientela de forma ilegal, sí que los conductores advirtieron ya a la Policía Local de casos de trabajadores de la empresa esperando a clientes fuera de la base. 

En concreto, los ven en las zonas de mayor concurrencia nocturna, esto es, en los aledaños de la sala Pelícano o en el Orzán. Desde la asociación mayoritaria, Teletaxi, su presidente, Manuel Sánchez Quindimil, señala que se juntan incluso “dos o tres coches en un punto, algo de lo que estamos tomando nota” de cara a una próxima reunión con el Ayuntamiento, en la que darán instrucciones para que los agentes les hagan cumplir la ley a los chóferes de Cabify y que impidan que se muevan de las paradas estipuladas. 

Los taxistas ven que las cosas no pintan bien no solo por la llegada de la primera compañía de Movilidad como Servicios a la ciudad, sino porque en el horizonte se vislumbran nuevos competidores, que atienden al modelo “smart city”: “Mercedes ya tiene su propia aplicación y cuando pongan el coche eléctrico con el que no se tendrá que pagar por aparcar, el usuario podrá coger y aparcar el vehículo, moverse a su antojo... Esto en Madrid se notará mucho más, pero aquí también llegará en proporción”, dice un profesional que terminó por vender la licencia hace poco. 

Cree que el taxi no desaparecerá, pero que se limitará a carreras pequeñas. Para ponerse en la pole position del servicio, el ex taxista lo ve claro. Deberán apostar por una uniformidad con unas normas de vestuario comunes; mejorar el trato al cliente con coches medianamente buenos e instalar una aplicación única y universal con un número gratuito. En el mercado hay app que permiten que el cliente sepa lo que le va a gastar o compartir trayectos.

Afloran las primeras denuncias de taxistas a Cabify por recoger a clientes fuera de la base