Tino pide sentido a Antiviolencia y también al comité arbitral español

Tino Fernández, Rubén Ventureira y Moncho Viña, en la presentación del calendario 2017 javier alborés
|

 

Tino Fernández pide “un poco de sentido” a la Comisión Antiviolencia respecto a las propuestas de sanción al club por permitir las pancartas de los Riazor Blues en el estadio y también a los árbitros por pedir a Competición que castigue las declaraciones de Gaizka Garitano, Babel y Joselu sobre el arbitraje que sufrió el equipo en el Bernabéu.
El dirigente atendió a los periodistas antes de presentar el almanaque que ha ideado Rubén Ventureira. Primero, habló del encuentro con Osasuna: “Es como si fuese la final del Mundial. Tenemos que tomarlo muy en serio. Son tres puntos muy importantes”.
El Depor ha dejado buena imagen pero los resultados no acompañan. “Las sensaciones son importantes, pero en fútbol, si pierdes, son cero puntos. En la meta apuntan y no preguntan”, comentó el dirigente.

"buenos, no parvos"
Fernández abordó las propuestas de sanción de Antiviolencia. “Nos hemos expresado de palabra, por escrito... Somos buenos pero no parvos, como dijo el presidente de la Xunta respecto al AVE. Son temas juríddicos que no tienen base y que vamos a ganar”, manifestó.
El dirigente iba a reunirse con el presidente de Antiviolencia, pero este cesó la víspera del encuentro previsto, que fue pospuesto. Fernández incluirá en la agenda varias citas para tratar de solucionar las diferencias.
“Voy a pedir una reunión con el presidente del CSD (José Ramón Lete) para hablar de este tema y también con el delegado del Gobierno en Galicia. A ver si entre todos le ponemos sentido a todo esto. Es muy difícil de explicar en un año que no está pasando absolutamente nada, en que incluso hay violencia de cierto grado en otros campos, tanto en competición española como en europea. Aquí no está pasando nada de nada y estamos saliendo a 30.000 euros por sesión. Aunque creo que no va a llegar a ningún sitio”, indicó.
De los árbitros, evitó nuevas críticas: “Ya no digo nada porque tampoco estamos para pagar multas. Vamos a tener que pedir a Papá Noel y a los Reyes Magos un saco de dinero para pagarlas”. Eso sí, consideró que “las propuestas de esta semana del Comité de Árbitros son un pelín excesivas”. “No vivimos en Corea del Norte, la gente se puede expresar. Algo se podrá decir. El Deportivo respeta al máximo a los árbitros”, declaró.

mercado
El presidente admitió como probable que se produzcan movimientos en el mercado invernal. “Para fichajes hay disponibilidad económica y lo que tenemos que tener claro es lo que queremos hacer. El cuerpo técnico y la dirección deportiva tienen mucho que decir y también es relevante ver cómo terminan estos partidos, qué hacemos este domingo y en Copa el miércoles y qué ofrece el mercado. Yo diría que algo se va a hacer, pero tampoco hay nada muy caliente”, admitió.
Uno de los nombres propios es el del holandés Ryan Babel. “Tenemos las reuniones previstas y la intención es que se quede. Si hay otras ofertas o no, lo desconozco”, aseguró.
No obstante, matizó que el Deportivo “nunca se puede parar y siempre hay plan B y C”.
De Sidnei insistió una vez más que la renovación está cerrada. “El riesgo es 0,0 por ciento”, zanjó Fernández, que también valoró la situación de Álex Bergantiños, que tiene ofertas.
“En principio, la intención es que se quede por parte de cuerpo técnico, club y dirección deportiva. Él es muy especial para el Deportivo, pero si hay una propuesta que sea la que él quiere, la valoraremos. Va a tener todas las facilidades del mundo en el Deportivo pero pienso que se va a quedar”, comentó.
Y también analizó la postura del club respecto a Fede Cartabia, que en enero podrá negociar su futuro con libertad. “Nosotros con el Valencia no estamos hablando ni con el jugador. Cuando acabe este mes empezaremos a hablar. Es un jugador joven que puede tener una carrera importante pero ahora mismo el tema está verde”, comentó el dirigente blanquiazul, quien recordó que en verano Fede se ofreció.

Tino pide sentido a Antiviolencia y también al comité arbitral español