España registra el máximo de casos en el fin de semana mientras la tercera ola se acerca al pico

El director del Centro de Alertas y Emergencias (Caces), Fernando Simón, en rueda de prensa | javier lópez
|

La tercera ola de la pandemia en España podría estar alcanzando ya “su pico máximo” pese haberse notificado ayer 84.287 contagios, la mayor cifra contabilizada en fin de semana hasta la fecha.  

Los datos ofrecidos ayer por el Ministerio de Sanidad constatan que los contagios siguen en ascenso, con un máximo de nuevos positivos en un fin de semana y una incidencia acumulada en 14 días que aumentó en cien puntos, hasta los 689,27 casos por cada 100.000 habitantes. 

Además, se contabilizaron 455 fallecidos desde el viernes y continúa claramente al alza la presión hospitalaria, ya que un 18,61% de las camas están ocupadas por pacientes Covid (tres puntos más que el viernes), con 23.184 ingresados. De ellos, 3.287 están en cuidados intensivos, con una ocupación del 32,71 por ciento del total de estas unidades. 

Por comunidades, Extremadura continúa siendo la región donde la velocidad de transmisión de la pandemia es mayor, con una incidencia acumulada de 1.383 casos por cada cien mil habitantes, casi 200 más que el viernes. Es la única región que supera los 1.000 casos junto a Murcia (1.081) y Castilla-La Mancha con 1.006.  

Muy de cerca, La Rioja acumula un índice de 920 casos cada 100.000 habitantes; Castilla y León, 910 y La Comunidad Valenciana, 896. Las comunidades más pobladas arrojan 789 casos en el caso de Madrid, 631 en el de Cataluña y 627 en el de Andalucía. 

En el otro extremo, está Canarias con 174 casos cada 100.000 habitantes y a cierta distancia Asturias, con 318, que sin embargo sube 61 desde el viernes. 

La mayor presión asistencial en las UCI se da en la Comunidad Valenciana, con un 52% de las camas ocupadas por pacientes Covid (cuatro puntos que hace tres días); La Rioja y Cataluña, las dos con el 46%; y Baleares y Madrid, ambas con un 42 por ciento. 

A pesar de estas cifras, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, consideró en su rueda habitual de los lunes que la llamada tercera ola está ya en su “pico máximo”, de forma que en los próximos días comenzaría la fase de “meseta” o incluso de “bajada” de los nuevos casos. 

Simón alertó, no obstante, de que habrá que analizar con sumo cuidado estos datos por los retardos en la notificación que ha podido provocar el reciente fin de semana, y en todo caso lamentó el aumento sostenido de la presión hospitalaria, especialmente en cuidados intensivos, que puede seguir subiendo. 

Por otro lado, el director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias afirmó ayer que lo más eficaz para controlar los contagios es cerrar los bares, por encima de adelantar el toque de queda, ya que esta medida se la pueden saltar los ciudadanos reuniéndose en domicilios. 
“Yo no soy partidario ni de toque de queda, ni de no toque de queda: soy partidario de que se apliquen bien las medidas que permitan controlar la transmisión de la enfermedad. Pueden ser pocas muy bien aplicadas o muchas un poco peor aplicadas, y al final conseguir el mismo efecto”, subrayó Simón, que reconoció que “cualquier medida que sea para tratar de controlar la transmisión tendrá algún efecto”, pero apostó por valorar “alternativas similares”, como “el cierre de los interiores de los bares”. 

“Sé que no es popular, pero es la que ha demostrado un impacto mayor”, afirmó citando las estadísticas que manejan las comunidades. Además, recordó que el toque de queda no prohíbe a los ciudadanos reunirse en una casa, sino salir de los domicilios.

España registra el máximo de casos en el fin de semana mientras la tercera ola se acerca al pico