elecciones

El PP alega que el censo no es requisito previo en su recurso por Cantó ante TC

El Constitucional resolverá esta semana el recurso

La precampaña madrileña sigue a pleno ritmo entre irregularidades electorales

Los candidatos a los comicios autonómicos del 4 de mayo mantuvieron este sábado una apretada agenda de actos

El PSOE recurre la lista de Ayuso por considerar "irregular" la inclusión de Toni Cantó

Estima que "la condición de elector y elegible, no se habría producido, no solo no antes del 1 de enero sino una vez convocadas las elecciones después del 11 de marzo"

Perú, Ecuador y Bolivia mantienen su "superdomingo" electoral pese a la pandemia

Ecuador, Perú, y Bolivia protagonizan el próximo domingo, 11 de abril, una atípica megajornada electoral, marcada por la urgencia de sacar adelante agendas políticas que den respuesta al creciente descontento de la población y a la devastación social y económica causada por la pandemia.En este "superdomingo", Ecuador y Perú llevarán a cabo comicios presidenciales y Bolivia celebrará una segunda vuelta para elegir a los gobernadores de cuatro departamentos, en la que el gobernante Movimiento al Socialismo (MAS), el partido de Evo Morales, espera recuperar terreno.El próximo domingo será una fecha estrella en las urnas de este año en Latinoamérica, una cita de la que está a punto de descolgarse Chile, que tenía previsto ese día celebrar los comicios municipales, de gobernadores y de los 155 constituyentes, pero están prácticamente aplazados a mayo por la fuerte extensión del Covid-19.Tercera olaEn esta línea de aplazamientos, las autoridades sanitarias han advertido de la necesidad de extremar las medidas para que las campañas y las votaciones no se conviertan en focos de infecciones de Covid-19, justo cuando la región está entrando en la temida tercera ola del virus.Desde 2020, el impacto del coronavirus en América Latina, región donde la vacunación avanza a ritmo desigual y los números de casos y muertes siguen al alza, ha provocado una distorsión en la dinámica electoral tradicional y marcará los comicios del próximo domingo, en los que se teme por los efectos en la democracia.Ecuador afronta su segunda vueltaEn el caso de Ecuador, la segunda vuelta presidencial viene precedida de un clima enrarecido por las acusaciones de fraude vertidas por el candidato indígena Yaku Pérez, quien con un 19,39 % de los sufragios quedó por detrás del centroderechista Guillermo Lasso, que apenas pudo distanciarse de él un 0,35 % para asegurarse un puesto en esa ronda.En la primera plaza, desde ese 7 de febrero, está Andrés Arauz, aspirante del correísmo y que se colocó en cabeza con el 32,72 % de los votos.Arauz es la apuesta del movimiento FCS-Unión por la Esperanza, influenciado por el expresidente Rafael Correa (2007-2017) y con el que buscan que un correísmo "auténtico" retorne a la Presidencia ecuatoriana, tras el vuelco protagonizado por el actual mandatario, Lenín Moreno.Las encuestas hasta mediados de marzo daban a Arauz como ganador, pero conforme se acerca la elección definitiva parece estar perdiendo apoyos.Perú  busca una presidencia estableEste 11 de abril Perú comenzará a elegir a quien asuma el Poder Ejecutivo después de que cuatro presidentes se alternaran entre 2016 y 2021.El vaivén presidencial comenzó en 2018, cuando Pedro Pablo Kuczynski renunció tras revelarse su implicación en el escándalo de Odebrecht y fue reemplazado por su primer vicepresidente, Martín Vizcarra.Vizcarra fue depuesto el 9 de noviembre de 2020 tras un proceso de destitución por incapacidad moral que desató una gran ola de protestas a nivel nacional.El presidente del Congreso, Manuel Merino, asumió el poder el 10 de noviembre pero solo duró una semana ya que, tras el pésimo manejo de las protestas en las que murieron dos personas a manos de las fuerzas de seguridad, tuvo que renunciar.La Presidencia entonces recayó el 16 de noviembre en Francisco Sagasti, quien en cuestión de horas pasó de ser cabeza del Legislativo a jefe de Estado.Se presenta, como hace cinco años, Keiko Fujimori, derrotada entonces por Kuczynski, aunque parece que esta vez tendrá que pelear por entrar a una posible segunda vuelta, el 6 de junio.Según los sondeos, ni Fujimori ni Yonhy Lescano (Acción Popular, centroizquierda), Rafael López Aliaga (Renovación Popular, ultraconservador), George Forsyth (Victoria Nacional, centro derecha), Hernando De Soto (Avanza País, derecha neoliberal) ni Verónika Mendoza (Juntos por el Perú, izquierda) alcanzarían el 11 de abril el porcentaje necesario para hacerse con la Presidencia en primera vuelta.Elecciones en cuatro departamentos bolivianosLos departamentos bolivianos de La Paz, Chuquisaca, Pando y Tarija definirán el 11 de abril quiénes regirán sus destinos en una segunda vuelta de las elecciones del 7 de marzo, en las que perdió terreno el oficialista Movimiento al Socialismo (MAS) de Evo Morales y del actual mandatario, Luis Arce.En La Paz, Pando y Tarija, el MAS se impuso en la primera vuelta, pero en las filas oficialistas preocupa que la gobernación paceña pase a manos del movimiento Jalalla, el mismo de la expresidenta del Senado Eva Copa, alcaldesa electa de El Alto, que fue un fortín político de Evo Morales.Chile, un aplazamiento inminenteLas protestas desatadas en 2019 en Chile, las mayores desde el fin de la dictadura de Augusto Pinochet en 1990, fueron el impulso para querer derribar uno de los vestigios más importantes de esa época: la Constitución de 1980.El 15 de noviembre de 2019, los principales partidos chilenos suscribieron un acuerdo para convocar un plebiscito que se llevó a cabo el 25de octubre de 2020, en la que resultó ganadora la opción de una nueva Constitución con el 78,28 %.La desconfianza de los chilenos en su clase política se vio reflejada en el hecho de que los votantes prefirieron que la nueva Carta Magna sea redactada una convención constitucional formada por 155 ciudadanos, en vez de una convención mixta integrada a la mitad por representantes de los partidos.No obstante, la elección de los 155 miembros de la Constituyente que redactará la nueva Carta Magna, de llevarse a cabo entre el 10 y el 11 de abril, se mantiene en suspenso tras la petición del presidente Sebastián Piñera de aplazarla al 15 y 16 de mayo, así como los comicios municipales, debido al empeoramiento de la pandemia, lo que previsiblemente será confirmada este martes. 

A un mes de las elecciones madrileñas, comienzan los reproches entre Ayuso y Sánchez

¿Aquél que sigue sin controlar Barajas?", ha espetado la presidenta madrileña.Estas palabras del Sánchez también han sido respondidas por el alcalde de Madrid y portavoz del PP, José Luis Martínez Almeida, quien ha asegurado que Gabilondo está "donde le corresponde", que es "en Callao" (en alusión a su lona publicitaria en esta plaza), porque "quien habla" es Pedro Sánchez."No habla Ángel Gabilondo, habla Pedro Sánchez, que todos los madrileños lo tengan claro", ha aseverado Almeida, que cree que Sánchez es quien dirige la campaña del PSOE, "quien determina los mensajes y, sobre todo" quien decide cuáles son las políticas que se tienen que seguir.Las primeras encuestas, como la de Sigma Dos que publica el diario "El Mundo", apuntan a que la candidatura del PP que encabeza Ayuso obtendría una mayoría de entre 61-62 diputados, cuando la mayoría absoluta están en 69 escaños.Vox obtendría 10-11 escaños y bajaría de los 12-13 que le daba la última encuesta, y la presidenta de Vox Madrid, Rocío Monasterio, ha respondido que su relación con Ayuso es "cordial" al ser preguntada por la necesidad de que Vox sea la llave para formar un gobierno en la región.Por otro lado, Gabilondo, que ganó las elecciones de 2019 con 37 diputados, se situaría ahora en los 33-35 escaños, mientras que Unidas Podemos, que lidera Pablo Iglesias, subiría hasta los 11-12 escaños frente a los 7 actuales, y la pujanza de Más Madrid, con una previsión de 18-20 escaños.El candidato de Podemos a las elecciones de la Comunidad de Madrid, Pablo Iglesias, ha afirmado que no se va a escuchar "una mala palabra" suya contra partidos de izquierda en la campaña, porque éste es "el mayor efecto desmovilizador que ha funcionado en esta región para permitir la victoria a la derecha".Por su parte, la candidata de Más Madrid, Mónica García, ha pedido a los madrileños que voten por "la libertad" de disponer de salarios dignos, de escuelas infantiles en condiciones y de mantener derechos ya conquistados.El gran damnificado de cara a las futuras elecciones sería Ciudadanos, que no obtendría diputados al obtener menos de la barrera del 5 % de los votos para tener representación parlamentaria en Madrid.Su candidato a la Comunidad de Madrid, Edmundo Bal, ha restado valor a esta encuesta y ha dicho que éstas tienen "muy poco valor" porque son "fotos fijas" y "lo que importa es la tendencia". 

Ciudadanos resta valor a los sondeos que les dejan fuera del Gobierno de Madrid

El candidato de Ciudadanos (Cs) a la Comunidad de Madrid, Edmundo Bal, ha restado valor a la encuesta que publica El Mundo y que apunta que Cs no obtendría diputados -al no llegar a la barrera del 5%-, y ha dicho que las encuestas tienen “muy poco valor” porque son “fotos fijas” y “lo que importa es la tendencia”.Así lo ha manifestado Bal este domingo antes de asistir al partido de Segunda B que ha enfrentado a la UD San Sebastián de los Reyes con el C.F. Talavera, en referencia al sondeo de Sigma Dos que, además, apunta que la candidatura del PP que encabeza Isabel Díaz Ayuso obtendría una mayoría de entre 61-62 diputados.Sin embargo, Bal ha insistido en que “lo que importa es la tendencia” que se vaya registrando según avance esta campaña, que “está en el minuto uno del partido, de forma que queda mucho por jugar”.El candidato de Cs ha hecho hincapié en que su formación “sale con mucha ilusión” y con el reto de “darlo todo” a pie de calle, con el objetivo de escuchar los problemas “reales” de los madrileños, “darles soluciones” y “aportar centralidad” frente a la “división de bandos” que proponen otros partidos.También ha criticado a los partidos que tratan de “judicializarlo todo” y de “ponerse trampas y palos en las ruedas los unos a los otros”, y les ha instado a “salir a la calle, hablar con los madrileños, y ofrecerles propuestas”.

Sánchez ataca a Ayuso: "Libertad es todo menos el desmadre de hacer circular el virus"

El jefe del Gobierno, Pedro Sánchez, ha recordado este domingo a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, que la libertad "es todo menos el desmadre de hacer circular el virus" por la región.Lo ha dicho Sánchez en un acto de precampaña de las elecciones de la Comunidad de Madrid convocadas para el 4 de mayo, en el que ha respaldado al candidato socialista, Ángel Gabilondo, y en el que ha lamentado que otra vez esté subiendo la incidencia acumulada del coronavirus en la región madrileña.Un discurso en el que ha asegurado que esa convocatoria electoral no atiende al interés general: "Si hay elecciones es porque de una vez por todas, sin ambages, la derecha madrileña ha decidido echarse en brazo de la ultraderecha".Convencido de que Ayuso ha decidido anticipar los comicios porque "ha sufrido un gobierno fallido", el también secretario general del PSOE ha considerado que el PP de Madrid manifiesta un "nulo respeto a la inteligencia de los madrileños, como si fueran menores de edad", cuando dudan de que España sea hoy un país plenamente democrático."¿Por qué lanzan esa afirmación tan falsa?", se ha preguntado Sánchez.

Conservadores y Verdes, en busca de la candidatura que seduzca a los alemanes

Los conservadores de la canciller Angela Merkel, y sus perseguidores en los sondeos, los Verdes, comparten el dilema de no haber decidido aún quien será su candidato a las elecciones generales, algo que puede decantar la correlación o intención de voto en los sondeos.Cinco puntos separan al bloque conservador -formado por la Unión Cristianodemócrata y la Unión Socialcristiana de Baviera (CDU/CSU)- de Los Verdes: un 27 % de los votos pronostica para el grupo de la canciller el último sondeo de la televisión pública ARD, frente al 22 % estimados para los ecologistas.Faltan menos de seis meses para las generales tras las que Merkel se despedirá del poder.

Ciudadanos se agarra a su tabla de salvación: el 5%

Ciudadanos se agarra al objetivo del 5% y entrar en la Asamblea de Madrid para poder sobrevivir en el tablero nacional porque, si no lo consigue, y no lo tiene nada fácil, según las encuestas, el partido de Inés Arrimadas correría la misma suerte que UPYD, su predecesor centrista en la política.El declive de Cs que empezó con la debacle del 10-N, de la mano de Albert Rivera, al dejarse de una tacada 46 escaños y pasar de 56 a diez, se agudizó con las elecciones catalanas, en las que perdió veinte representantes (de 26 a seis) y remató con la moción fallida en Murcia por culpa de tres tránsfugas naranjas, lo que abrió una crisis interna sin precedentes.De perder la baza madrileña, Ciudadanos podría convertirse en breve en el tercer partido centrista de la democracia con representación parlamentaria en desaparecer del escenario político.Pero si logra resistir el 4 de mayo en Madrid podrá tener un respiro, aunque mantenerse en la Asamblea le va a costar, tal como pronostican las encuestas, que incluso las más favorables ponen en duda que consiga ese 5% necesario.Un porcentaje que le daría entre 6 y 7 escaños puesto que Podemos, en las últimas autonómicas del 26 de mayo de 2019, entró en la cámara madrileña con siete diputados y el 5,5% de los votos.Aunque sería un desastre en todo caso después de tener 26 escaños y un 19,42 por ciento de los votos, salvaría la situación y, a lo mejor, hasta podrían ser llave, según pronostican algunos de los sondeos, que plantean un escenario en el que la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, necesite otra vez a los naranjas y a Vox para gobernar.La disputa por el centroderechaY en eso está el candidato de Cs, Edmundo Bal, intentando hacer malabares para que no se le escapen votos por la derecha, que es donde sus electores se sienten más cómodos.De ahí que esté insistiendo tanto en que no pactarán con los socialistas y Podemos, pero sin aclarar si llegaría a algún acuerdo con Ángel Gabilondo en el caso de que solo necesitaran los votos naranjas para gobernar, algo que es bastante improbable.Y en este escenario se ve ahora Ciudadanos, tan solo dos años después de haber tenido la posibilidad de entrar en la Moncloa con Pedro Sánchez y con una comodísima mayoría absoluta, que Rivera rechazó negociar, y tras quedarse a menos de una décima de sobrepasar al Partido Popular.Un patrimonio dilapidado a lo que encima se ha sumado la merma de poder territorial al perder de un plumazo dos de las cuatro comunidades en las que cogobernaban con el PP: Murcia y Madrid.Ahí es donde empezó el goteo de fugas de cargos -una quincena-, aunque ha habido unos cuantos que se han subido al carro, sobre todo en la Asamblea madrileña, que han comunicado su marcha entre críticas a la estrategia "sanchista" de Inés Arrimadas cuando ya no eran diputados.La baja de mayor impacto ha sido la del que fuera coordinador de la Comunidad Valenciana Toni Cantó, fichado por el PP para su candidatura madrileña en el puesto número cinco, un dirigente que llevaba meses quejándose de la dirección de manera discreta, pero que a raíz de los malos resultados de las catalanas alzó la voz y decidió marcharse tras el fiasco de la operación murciana.No fue una gran sorpresa para la cúpula naranja que abandonara el partido ni que acabara en el PP porque ya llevaba un tiempo aplaudiendo las decisiones de Ayuso a través de sus redes sociales, pero sí les ha dolido la manera en que lo ha hecho.Otra de las fugas que les ha generado mucho malestar ha sido la del senador Fran Hervías, una pieza clave del equipo de Rivera, y que desde que Arrimadas tomó las riendas ha estado maniobrando en contra de Ciudadanos.De hecho, la dirección cree que estuvo detrás de la operación para que los tres diputados murcianos de Cs se cambiaran de bando una vez que firmaron la moción de censura.A todo esto se añade la menor visibilidad que tendrán en el Senado porque dejarán de tener grupo propio.

Illa aparece en un acto electoral en Madrid y acusa de desleal a Ayuso

"Un Gobierno al que no le interesa la gestión, que expulsa a sus socios y nos hace ir a las urnas por puro partidismo", ha insistido.En un encuentro con el candidato a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo, y la número dos de la lista, Hana Jalloul, Illa ha sentenciado que la política está llena de matices, frente a la que hace "elegir entre trincheras", que es "inútil"."La política que nos quiere hacer elegir entre el blanco y el negro es inútil", ha incidido, y ha explicado que "él sabe bien de lo que habla", en referencia a la polarización política en Cataluña y a la estrategia de la campaña del PP en la Comunidad de Madrid.Asimismo, Illa ha insistido en que España ha aprendido de los errores y que saldrá de la crisis "protegiendo y creando empleo y no dejando de lado a los más vulnerables".

El club blanco inicia el proceso para las elecciones

El dirigente Florentino Pérez solicitó a la Junta Electoral la apertura del procedimiento de convocatoria de comicios a presidente y Junta Directiva

Ayuso busca el hueco en las listas para Toni Cantó con las dudas sobre su empadronamiento

La candidata del PP anunció ayer que todos sus consejeros la acompañarían en la papeleta, de los puestos dos a ocho. 

Ángel Gabilondo rechaza pactar con un Pablo Iglesias "extremista y radical"

"Con este Iglesias, no", ha respondido Gabilondo en una entrevista en La Sexta.

Iglesias alardea de la lucha por la vivienda digna en su debut en precampaña

Recuerda a sus socios del PSOE que la regulación del alquiler "es ley"

Sánchez arremete contra Ayuso pero ignora a Iglesias ante el 4-M

El presidente del Gobierno acompaña a Gabilondo en el acto de presentación de su campaña

El partido de Errejón rechaza la alianza con Pablo Iglesias

La candidata de Más Madrid a presidir la Comunidad de Madrid, Mónica García, no acepta presentar una candidatura conjunta a las elecciones a la Comunidad de Madrid. 

El riesgo de inhabilitación a Isa Serra, handicap para que repita como candidata de UP si hay adelanto electoral

La propia portavoz ha pedido al partido que evalúe si hay que activar un "plan b" y tener una alternativa para evitar riesgo a la candidatura

El PP y VOX superarían la mayoría absoluta en Madrid el 4-M, según un sondeo

El PP sería el partido más votado de la Comunidad de Madrid si hubiera elecciones autonómicas el próximo 4 de mayo con el 39,6% de los votos y entre 57 y 59 diputados, pero no lograría la mayoría absoluta y para gobernar necesitaría a Vox, que obtendría el 10,5% del voto y entre 14 y 16 diputados.Son las estimaciones del barómetro de GAD3 publicado este sábado por ABC y realizado entre el 10 y el 12 de marzo a 1.003 personas, tras conocerse que la presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, acordó disolver la Asamblea de Madrid y convocar elecciones anticipadas en la comunidad el próximo 4 de mayo.Si las elecciones se celebrasen ahora mismo, el PP casi duplicaría los resultados de las autonómicas de 2019, cuando quedó por detrás del PSOE: pasaría del 22,2% del voto y 30 escaños al 39,6% y 57-59 diputados.El más perjudicado con el adelanto electoral sería Ciudadanos -socio del gobierno autonómico hasta ahora-, que se quedaría sin representación en la Asamblea de Madrid, en la que se necesita al menos un 5% para lograr escaños.