jueves 22/10/20

QUERIDA MONTSE

Tu comentario de “yo nací en Ferrol pero no me gustaría vivir ahí” ha revolucionado las redes sociales, y lo ha hecho de una forma abrupta, visceral, incluso irracional. Han salido los talibanes de turno a declararte persona non grata y a quemarte en la hoguera virtual. 
No te conocemos, no sabemos dónde vives, cuáles son tus circunstancias, ni las razones que te han llevado lejos de Ferrol, pero muchos ya te han condenado como antiferrolana. 
Así somos, esa es también nuestra forma de ser, nos cuesta entender a los demás y no aceptamos fácilmente la verdad cuando duele. 
Si hay una ciudad en el mundo donde sus hijos tienen con frecuencia como horizonte la emigración, esa es Ferrol. 
Y muchos de los que se van, aunque regresan en vacaciones con alegría, no volverían a vivir aquí, por la sencilla razón de que las tierras de acogida les han tratado mejor que nuestra devastada ciudad. Ferrol no es que no quiera, es que no puede y tú, como tantos otros, lo has plasmado en un breve y, seguramente sin querer, provocador comentario.  

Comentarios