miércoles 12/8/20

Crisis petrolera

Las crisis petroleras, al igual que las energéticas o las bancarias, se irán produciendo de forma paulatina a medida que se vallan desarrollando, estas se incuban como las pandemias y luego surgen con fuerza, las primeras acaban con los ahorros de los ciudadanos y las segundas con su salud, pero en un mundo tan globalizado, adquieren ambas una gran importancia por la repercusión que tienen en su desarrollo y en su factura final. A la cual hay que hacer frente de alguna manera, una vez aclarado el embrollo, vamos al grano de esta crisis petrolera, la cual está sobredimensionada con unos precios completamente inflados en lo que respecta a su producto final. El precio de origen lo marca el mercado de materias primas en el que cotiza, aunque el precio de un barril de crudo Brent, no cuesta en su producción más de 10 dólares. Justo las ganancias ó pérdidas de cada tick, en el mercado de valores.

No es la primera vez que hablo del tema y no será la última, el barril de tipo Brent, es el usado en Europa y en las últimas semanas de esta crisis dual del Covid-19 y los problemas que mantienen la OPEP, representada por Arabia Saudita y Rusia, en que ambos países por junto tienen una producción sobre los 22 millones de barriles día, no se han puesto de acuerdo en la rebaja de la producción de ambos países, lo que ha llevado al crudo a su mayor descalabro en los últimos tiempos, en compañía de los efectos que ha provocado el virus chino.
La cotización en los mercados bursátiles de materias primas del Brent, ha estado oscilando entre los 36 dólares, barril, que contiene 42 galones americanos ó los 159 litros europeos, según las medidas estándares para cada región, y un mínimo de 32.50 dólares, con una cierre de mercado situado entre los 33 y 34 dólares. Esto supone a groso modo, una caída de los precios en origen, de antes del estallido de la crisis dual de más del 50%, al pasar de unos 68 dólares barril a los 33 actuales. Si el crudo Brent, ha bajado tanto y se halla en mínimos históricos, la pregunta es ¿Porqué el precio del petróleo en las gasolineras no baja la misma cuantía ó una similar?

Esta pregunta, sigue sin respuesta de quien o quienes tienen que aclararla, pero si a 68 dólares barril el precio de la gasolina sin plomo estaba a 1,38 euros y ahora debía estar como mínimo a 0,70 euros litro y no a 1,24 euros como se haya en las estaciones de servicio ó un precio medio algo más ajustado a la suba según los varemos de los mercados europeos, aunque no se sabe muy bien el motivo, todos guardan una relación en los precios muy similares, eso querrá decir que no es complicado ponerse de acuerdo en la confección del precio del carburante en el sector industrial, de las firmas que lo monopolizan de manera estratégica.

El caso es que, los ciudadanos pagan un sobreprecio por el carburante que consumen y las industrias del sector acumulan unos escandalosos beneficios que no se justifican con el precio pagado en origen y en destino, estos mercados fluctúan a noventa días y si ahora el precio baja y más tarde sube, la subida será inmediata, pero a la hora de abaratar el precio en los puntos de venta, ahí ya es otra cuestión, baja lentamente como una pluma balanceándose o se congela sine die, el consumidor poco o nada puede hacer. Esto antes de que sucediese la pandemia del Covid 19.  

Comentarios