sábado 24/10/20

El riesgo de un diseño made in Fomento para Alfonso Molina


AL final, Xiao Varela, responsable de la Concejalía de
Paseo de Bicicletas –camina por la calle con una como quien lleva al perro a hacer sus necesidades, pero jamás se le ha visto pedaleando–, no será el director de obra de la reforma de Alfonso Molina. Su sueño de diseñar una avenida del siglo XXV, sin reparar en que aún estamos en el XXI y hay que resolver los problemas actuales, no los que se presenten cuando en vez de coches se utilicen sofisticados ingenios voladores para salir de A Coruña para ir, por ejemplo, a darse un chapuzón en la ría, que para entonces se supone que ya estará saneada, se ha esfumado. Ana Pastor será la que haga de capataz y la remodelación se ajustará a unas pautas racionales, que permitirán que la infraestructura responda a las necesidades reales de los miles de coruñeses que cada día circulan por ella. Ahora bien, nunca se puede descartar que Varela recaiga de sus males y amenace, como hizo en La Marina –tanto con el túnel como con la zona peatonal– con no permitir su apertura cuando ya esté rematada la obra. Al tiempo.

Comentarios