miércoles 13.11.2019

Reportaje | La madera marida con el bronce y la piedra en la colectiva de Artby’s Galería de Arte

 “Madera, bronce y piedra”, o lo que es lo mismo Canicoba, Couto y Castro en un espacio, la galería Artby’s, que también se alimenta de lienzos.

La exposición se podrá ver hasta el 5 de mayo | candela prieto
La exposición se podrá ver hasta el 5 de mayo | candela prieto

 “Madera, bronce y piedra”, o lo que es lo mismo Canicoba, Couto y Castro en un espacio, la galería Artby’s, que también se alimenta de lienzos. El local de San Andrés conecta desde ayer a tres grandes de la escultura y los tres resulta que maridan bien, dicen desde el centro, porque si Tino Canicoba trae a la humanidad en madera, Castro ofrece un juego de texturas en piedras que están pulidas o no. Contrastan.  El toque lo pone Couto con sus piezas de bronce. El de Malpica viene con colas de ballena, inspiradas en aquellas que un buen día pintó Lugrís en su pueblo, y en figuras humanas, grandes o no tan grandes, pero que salen de un proceso donde él participa en todo momento. Y es que si lo normal es que el artista moldee un boceto en barro y lo lleve a fundir, en el caso de Couto, la fundición es parte de su estudio. Él mismo modela el metal a su gusto y saca a pasear “piezas fantásticas” que hoy se dan la mano con las de Canicoba, que transmiten cierto desencanto: “Están fastidiadas, pero no condenadas”. 
En su obra, hay luz al final del túnel. Sus cabecitas de madera respiran. Tienen vida y aparcan al lado de las de Castro, que abandona por momentos su casa en Ponteceso, para introducirse en el mundanal ruido, cosa que por otro lado también percibe desde su PC. Sus obras ya volaron a Estados Unidos y tocaron Rusia y Singapur. 
La forma de trabajar el granito, el cuarzo y la piedra morceña es “una maravilla”. Absolutamente abstracto, su colección parece a veces de plastilina. Entre los tres suman 21 esculturas. Cada uno aporta siete a un caldo que se podrá disfrutar hasta el 5 de mayo. 
Entre seres humanos y animales, los coruñeses también podrán colaborar con la Cocina Económica en una subasta solidaria situada al fondo de la sala. l

Comentarios