jueves 22/10/20

Editores denuncian los cambios en libros de texto según la comunidad

La Asociación Nacional de Editores de Libros de Texto y Material de Enseñanza (Anele) denuncia en su informe anual, presentado ayer en Madrid, la “diversidad curricular” que existe en España

Las editoriales creen que la diversidad de contenidos dificulta su labor | efe
Las editoriales creen que la diversidad de contenidos dificulta su labor | efe

La Asociación Nacional de Editores de Libros de Texto y Material de Enseñanza (Anele) denuncia en su informe anual, presentado ayer en Madrid, la “diversidad curricular” que existe en España y que lleva a la publicación de un promedio de 25 versiones distintas de una misma materia, como es el caso de Ciencias Sociales de Primaria, o de 19 versiones de una asignatura “aparentemente neutra” como es Matemáticas.
“Existen diferencias muy importantes en el tratamiento de una asignatura según la comunidad autónoma”, subrayó el presidente de esta organización, que ha advertido de que la Lomce, lejos de lograr una mayor uniformidad en los contenidos, ha generado el “efecto contrario” porque permite a las autonomías definir sus currículos en una proporción mayor a lo que se hacía con las legislaciones anteriores.
El documento “El libro Educativo en España. Curso 2017-2018” pone de manifiesto también que en Lengua de 6º de Primaria hay un promedio de 18,3 versiones y en 4º de 15, mientras que en Ciencias Naturales, hay 17,3 versiones en 6º y 15 en 4º. El presidente de Anele indicó que incluso les han pedido “libros específicos para una isla con dos colegios”.
“Hay más diversidad curricular y fragmentación que nunca. Nunca la había habido tanto en materias de aparente neutralidad como Matemáticas. En este país no sirve un mismo libro de Matemáticas para todos y esto es una barbaridad”, apuntó Moyano, que ha advertido de que mientras en España se editan al 50.000 libros distintos, en Francia la cifra se reduce a 2.000.

Motivos políticos
El director ejecutivo de la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE), Antonio María Ávila, lamentó la intervención “desatinada y disparatada” de los poderes públicos, que, a su juicio, “legislan en exceso y sin medida”. Si bien comentó que los editores no están en contra de la estructura autonómica, también señaló que los motivos por los que hay tanta diversidad de contenidos educativos no se debe a motivos pedagógicos, sino “políticos y económicos”.
También las distintas cargas lectivas que las administraciones autonómicas dan a cada una de las materias condiciona la elaboración de los materiales. El presidente de los editores dijo que hay que dotar de contenido suficiente los libros y recursos de las asignaturas que cuentan con más horas de docencia.

Comentarios