De la carne y el chorizo

|

Ya saben ustedes que los tres enemigos del hombre son el demonio, el mundo y la carne. Para muchos la carne es un enemigo desconocido –con el pescado, el postre y las tres comidas al día– y ahora vuelve a la actualidad por unas declaraciones del ministro de Consumo. El lio y el ruido que se armó dejó “chiquito” al grito de no hay pan para tanto chorizo” que hoy puede repetirse a la puerta de muchos juzgados…


Conviene dejar claro que el titular del gobierno que cuida de nuestro estómago y bolsillo no hizo más que reconocer una obviedad y que hay cientos de ejemplos que lo confirman. Y aquí, que no se sufre el problema, los “peperos” de Galicia, aunque aquí no hay pROBLEMs se unen “para seguir la línea del partido a nivel estatal ¿?


Toda esta polémica nos deja algunas cosas claras: al presidente Sánchez le gusto el chuletón y al presidente de la Junta de Castilla y León –donde explicó que hay trescientas granjas que dan empleo directo a seiscientos trabajadores– y que el gobierno central tiene dos sensibilidades.


El PSOE se siente cómodo en su “centro izquierda” y los ciudadanos en general muy contentos de que compartan el gobierno con un partido de izquierdas y socios que expresan un mayor interés por los temas sociales y el del consumo es uno de ellos.


Y hay otro detalle que no debemos ignorar en medio de toda la marabunta que las declaraciones de Garzón levantó: y es que no se obliga a nadie a comer un chuletón, al tiempo que no es obligatorio elegir la merluza o las judías como alternativa. Lo peor es para quienes no pueden elegir….


¡Cómo está el mundo si hay que explicar estas cosas! Y con todo esto pasa de perfil la última declaración del Emérito que declaró a un periodista amigo que “está muy bien y esperando que a doña Dolores se le ocurra cerrar el caso”.


Doña Dolores es la Fiscal General y “el caso”, que son varios, tratan de las trampas de Juan Carlos con sus millones. Por si no lo creen les traduzco: es una llamada al gobierno para que, saltándose las leyes y las normas, le invite a volver a casa….


Y seguimos con la escalada de la pandemia entre negacionistas y sinvergüenzas que no cumplen con las normas. Hasta el Papa Francisco afirma que vacunarse es una obligación moral.

De la carne y el chorizo