Pompas Fúnebres “reconecta” con los vecinos de Cambre, Culleredo y Oleiros al abrir de nuevo en O Graxal

Las instalaciones se abrieron hoy para los representantes vecinales

Una clara apuesta por el entorno más cercano a la ciudad, por “reconectar” con la ciudadanía de Cambre, Culleredo y Oleiros. Pompas Fúnebres de La Coruña reabrió sus instalaciones en el núcleo de O Graxal en un acto al que asistieron las “fuerzas vivas” de los tres municipios, incluidos los representantes de las asociaciones vecinales, que se mostraron “agradecidos” por contar de nuevo con un servicio de calidad como el que siempre ha ofrecido esta histórica empresa en estos cincuenta años de andadura y presencia en toda la comarca a de A Coruña en la calle Pígara.


La empresa renovó el interior del inmueble, incluidas sus cinco salas y, con esta nueva andadura, Pompas Fúnebres estará más cerca de los vecinos de Cambre, Oleiros y Culleredo.


Tras casi medio siglo de historia, Pompas Fúnebres de La Coruña sigue trabajando para estar al lado de las personas en los momentos más difíciles de sus vidas y, después de la reciente pérdida de su cofundador Antonio Modia, la actual dirección se compromete “a continuar su legado, con una plena dedicación a las familias de la provincia de A Coruña”.


En esta línea, para abril también está previsto reabrir otro de sus centros en el ayuntamiento de Arteixo.

Pompas Fúnebres “reconecta” con los vecinos de Cambre, Culleredo y Oleiros al abrir de nuevo en O Graxal

Te puede interesar