lunes 18/1/21
LIBERTAD PRENSA

RSF denuncia que, tras el precedente sirio, en Ucrania ya se ataca a periodistas

 La presidenta de Reporteros Sin Fronteras (RSF) España, Malén Aznárez, ha denunciado hoy que, tras el precedente sirio, en Ucrania ya se ha empezado a atacar y maltratar a los periodistas, con secuestros de días o semanas, y también se está invadiendo televisiones y cambiando sus programaciones.

La presidenta de Reporteros Sin Fronteras (RSF)  España, Malén Aznárez (c), durante el acto con el que RSF celebra el Día Mundial de la Libertad de Prensa, hoy en La Casa Encendida de Madrid. EFE
La presidenta de Reporteros Sin Fronteras (RSF) España, Malén Aznárez (c), durante el acto con el que RSF celebra el Día Mundial de la Libertad de Prensa, hoy en La Casa Encendida de Madrid. EFE

 La presidenta de Reporteros Sin Fronteras (RSF) España, Malén Aznárez, ha denunciado hoy que, tras el precedente sirio, en Ucrania ya se ha empezado a atacar y maltratar a los periodistas, con secuestros de días o semanas, y también se está invadiendo televisiones y cambiando sus programaciones.

En un acto en La Casa Encendida (Madrid) para conmemorar el Día Mundial de la Libertad de Prensa, Aznárez ha destacado que, tras lo ocurrido en Siria, los periodistas son un objetivo ahora en el conflicto de Ucrania.

Así, ha afirmado que en estos momentos "hay poco que celebrar" porque la libertad de prensa está en un "estado comatoso"; ha informado de que el pasado año fueron asesinados 75 periodistas y hay 87 secuestrados, entre ellos unos veinticinco retenidos en Siria, la mayoría sirios.

"Siria está cambiando el modo de hacer periodismo en el mundo" con tanto asesinato y secuestro y ello provoca un "apagón informativo" porque los grandes medios no mandan a sus reporteros de guerra por los "altísimos" riesgos, ha añadido.

El acto de apoyo de RSF a los periodistas secuestrados ha contado con la presencia del fotoperiodista "freelance" Ricardo García Vilanova, secuestrado en Siria seis meses y liberado el pasado marzo.

Vilanova ha reconocido que el trabajo de los "freelance" por la crisis a nivel mundial es "dramática", pero ha dicho que se tiene la gran ventaja de poder decidir dónde ir.

"Estoy abrumado", ha asegurado sobre la ayuda financiera que ha recibido hasta ahora (unos 18.000 euros) a través de una iniciativa de mecenazgo ciudadana o "crowdfunding" que puso en marcha un colega suyo de la CNN para que se pudiera comprar un equipo.

Vilanova ha añadido que, en su caso, no se cumple eso que se suele decir de que el sueño de un "freelance" es dejar de serlo.

Un colega de Vilanova, Alberto Prieto, también "freelance", ha dicho que los medios españoles no le han querido ni apoyar en un viaje a Siria ni, después, tras volver, comprarle material.

Prieto ha denunciado que algunos medios están comprando, en cambio, el material a blogueros de los propios países que, "aunque les maten, cuestan la mitad"; "hay una hipocresía enorme", ha añadido.

También se ha podido escuchar, a través de un vídeo desde Beirut, a su compañero de cautiverio, el periodista de El Mundo Javier Espinosa, que ha hecho hincapié en la situación en Siria. "No podemos olvidarnos de Siria, incluso con lo peligroso que es debemos seguir viajando allí e informar", ha dicho.

Marc Marginedas, de El Periódico de Catalunya, que también fue retenido hace unos meses en Siria, ha enfatizado en un vídeo desde Barcelona que RSF es la organización que permite conocer el estado de la situación en el mundo de la prensa y les defiende.

El acto ha sido presentado por los periodistas Rosa Montero e Hilario Pino, que han recalcado que en la actualidad hay en el mundo 163 periodistas y 164 internautas encarcelados; "327 periodistas encerrados por hacer información es una barbaridad", han resaltado.

Por ello, Montero ha comentado que hoy es también un día de "duelo", y ha enfatizado que "sin libertad de información no hay democracia".

RSF España ha explicado que anualmente "apadrinan" a diez periodistas encarcelados para visualizar su situación y, además, este año están teniendo un recuerdo especial por los informadores secuestrados en Eritrea.

Aunque no hay datos fiables, según Montero, se calcula que hay unos 30 periodistas encerrados sin juicio en Eritrea, "un agujero negro", y algunos llevan diez años así, ha resaltado Pino.

Esta dramática situación ha sido narrada en primera persona por Amanuel Ghirmai, periodista eritreo que tuvo que huir de su país -estuvo seis meses en un campo de refugiados de Etiopía, donde contactó con RSF- y ahora emite un programa de radio desde París.

Las actrices Elvira Mínguez y Verónica Forqué han participado en el acto leyendo artículos de periodistas a los que la censura y la represión han intentado callar.

Comentarios