Los países del sur urgen a la UE una reforma del mercado energético

Pedro Sánchez, Mario Draghi, António Costa y Kyriakos Mitsotakis (por videovonderencia), en Roma | ETTORE FERRARI

Los jefes de Gobierno de España, Italia, Grecia y Portugal unieron ayer fuerzas en Roma para intentar convencer la próxima semana al resto de la Unión Europea (UE) para aprobar una inmediata reforma del mercado energético que abarate los precios de la electricidad ante la volatilidad por la guerra en Ucrania.


El primer ministro italiano, Mario Draghi; el presidente del Ejecutivo español, Pedro Sánchez, y el jefe del Gobierno ministro portugués, António Costa, se reunieron en Roma, mientras que el griego, Kyriakos Mitsotakis, participó por videoconferencia tras contraer coronavirus.


Sánchez advirtió, en una comparecencia conjunta, que la UE que no puede esperar “ni un día más” en adoptar medidas para reformar el mercado energético y que el momento para actuar es “ahora”, en el Consejo Europeo de la próxima semana en Bruselas.


El presidente del Gobierno español, de gira por varios países europeos para intentar consensuar una posición común ante la reforma energética, subrayó que la guerra de Ucrania provocó “una volatilidad insoportable” de los precios y que no puede responderse a ello de 27 maneras distintas, sino de forma conjunta por toda la Unión Europea.


Draghi se mostró en la misma línea y aseguró que “una gestión común del mercado energético es beneficiosa para todos”. El mandatario italiano explicó que los países del sur de Europa apoyan la aprobación de medidas, aunque sean temporales, para evitar que los elevados precios del gas repercutan en las facturas energéticas, y tratarán de convencer a los llamados países “frugales” (Países Bajos, Suecia, Dinamarca y Austria), que son los que presentan más reticencias.


Por eso, en el Consejo Europeo de Bruselas de los próximos 24 y 25 pondrán sobre la mesa cuestiones como la necesidad de topar los precios de la energía y hacer compras centralizadas, desacoplar los precios de la energía eléctrica de los del gas y acelerar todo lo posible la estrategia de renovables, asuntos en los que los cuatro países muestran una “natural convergencia”.


Costa se mostró en la misma línea y pidió que los países europeos adopten la próxima semana en Bruselas “decisiones concretas que se traduzcan en respuestas a las necesidades de las familias y de las empresas”. 

Los países del sur urgen a la UE una reforma del mercado energético

Te puede interesar