Domingo 20.01.2019

May avisa de que si se rechaza su plan del Brexit el Reino Unido se abocaría a un “territorio inexplorado”

La jefa de Gobierno confirmó que tiene la intención de someter el acuerdo a votación la tercera semana de este mes.

La primera ministra británica, Theresa May | efe
La primera ministra británica, Theresa May | efe

La primera ministra británica, la conservadora Theresa May, advirtió ayer de que el Reino Unido se adentrará en un “territorio inexplorado” si el Parlamento rechaza este mes el acuerdo del Brexit al que ha llegado con la Unión Europea (UE).

La jefa de Gobierno confirmó en una entrevista con la BBC que tiene la intención de someter el acuerdo a votación durante la tercera semana de enero, un voto que en diciembre aplazó debido a la falta de una mayoría parlamentaria que lo respalde.

“Si el acuerdo no resulta aprobado vamos a adentrarnos en un territorio inexplorado. No creo que nadie pueda decir exactamente qué ocurriría, en términos de la reacción que veríamos en el Parlamento”, argumentó la primera ministra. “Tenemos a gente promoviendo un segundo referéndum para tratar de detener el ‘brexit’ y a otros que quieren hacer realidad su Brexit perfecto. Yo les diría: ‘No permitáis que la búsqueda de lo perfecto sea enemiga de lo bueno’”, argumentó la jefa de Gobierno.

May insistió en que espera en los próximos días obtener nuevas garantías por parte de la UE que otorguen “confianza” a los críticos con el pacto de que el mecanismo de salvaguarda para evitar una frontera de Irlanda del Norte no se convertirá en un arreglo permanente. La preocupación en torno a ese asunto es el principal punto que ha llevado al sector más euroescéptico de los conservadores y sus socios del norirlandés Partido Democrático Unionista (DUP) a oponerse al acuerdo.

La primera ministra británica insistió asimismo en que es contraria a la convocatoria de un segundo referéndum sobre el Brexit, dado que sería una “falta de respeto” al resultado de la consulta de junio de 2016, en la que el 51,9% de los votantes optaron por abandonar la Unión Europea. May señaló además que no queda tiempo para organizar un referéndum antes del 29 de marzo, la fecha señalada para la ruptura, por lo que esa opción obligaría a retrasar el Brexit.

Concesiones de Bruselas 
A la espera de nuevas concesiones por parte de Bruselas que faciliten el paso del acuerdo por la Cámara de los Comunes, la mandataria conservadora avanzó que en los próximos días anunciará nuevas “medidas” para tratar de convence a los “tories” euroescépticos y el DUP.

En primer lugar, prevé anunciar “medidas en relación con Irlanda del Norte”, y en segundo desvelará un plan para otorgar “un mayor rol al Parlamento” de cara a las futuras negociaciones sobre la relación comercial que establecerán Londres y Bruselas tras la salida británica dela UE.

En la entrevista con la BBC, May reiteró que no tiene intención de convocar unas elecciones generales anticipadas y reiteró, como ya hizo en diciembre, que no se presentará como candidata del Partido Conservador en los comicios previstos para 2022.

Ruptura de los conservadores
El diputado conservador Peter Bone, uno de los parlamentarios que ha hecho pública su oposición al acuerdo firmado por May y los 27 líderes comunitarios restantes, argumentó por su parte que apuesta por una ruptura no negociada con la UE.

“No recuerdo que en el referéndum del año 2016 hubiera una pregunta sobre si queremos un acuerdo o no queremos un acuerdo. La pregunta era entre quedarse o salir, y la mejor manera de salir es hacerlo el 29 de marzo”, declaró Bone.

Comentarios