miércoles 2/12/20

Laurent Fabius sale del Gobierno de Hollande para presidir el Consejo Constitucional francés

El ministro de Asuntos Exteriores francés, Laurent Fabius, aseguró ayer a la salida del Consejo de Ministros que esa había sido la última reunión del pleno del Ejecutivo a la que asistía, confirmando así su salida del Ejecutivo de François Hollande.
 

El ministro de Exteriores francés, Laurent Fabius	Jacky Naegelen
El ministro de Exteriores francés, Laurent Fabius Jacky Naegelen

El ministro de Asuntos Exteriores francés, Laurent Fabius, aseguró ayer a la salida del Consejo de Ministros que esa había sido la última reunión del pleno del Ejecutivo a la que asistía, confirmando así su salida del Ejecutivo de François Hollande.
El Elíseo confirmó que el presidente ha propuesto a Fabius como nuevo presidente del Consejo Constitucional, a la espera de que el nombramiento sea ratificado por las instancias correspondientes. El Consejo Constitucional se encarga de estudiar la constitucionalidad de las leyes tanto a priori como a posteriori, entre otras funciones.
Fabius fue ministro de Asuntos Exteriores de Francia desde la llegada al poder de Hollande, en mayo de 2012. El jefe de la diplomacia gala ha realizado un balance positivo de su gestión al frente del Quai d’Orsay y de su coordinación con el presidente. “He trabajado extremadamente bien con el presidente de la República”, dijo.
Por otro lado, la Asamblea Nacional de Francia aprobó ayer por amplio margen el proyecto de ley de revisión constitucional impulsado por François Hollande, que había condicionado a estas enmiendas la supervivencia del propio Gobierno. La votación, precedida de semanas de debate político y público, ha concluido con 317 votos a favor, 199 en contra y 51 abstenciones, lo que deja el texto en manos del Senado. La aprobación definitiva la dará el Congreso en Versalles, siempre y cuando exista una mayoría de tres quintos.
El lunes, los diputados ya adoptaron la incorporación del estado de emergencia en la Constitución, aunque la votación estuvo marcado por las ausencias y solo se registraron 103 apoyos. Un día más tarde, 162 diputados aprobaron la retirada de la nacionalidad para los condenados por terrorismo, una medida que criticó abiertamente la antigua ministra de Justicia Christiane Taubira.
El primer ministro, Manuel Valls, se declaró “satisfecho” tras la sesión de ayer, que suponía también una moción de confianza para el Gobierno.

Comentarios