La Xunta eleva la cifra de desalojados por los incendios a más de 1.400

Una vecina de la localidad de A Veiga da Cascallá (Rubiá) camina este martes ante las viviendas calcinadas por el incendio forestal que ya afecta a varios municipios y ya ha arrasado 7.500 hectáreas. EFE/ Brais Lorenzo

La Consellería de Medio Rural ha elevado a más 1.400 los desalojados por incendios en 80 núcleos en los fuegos que afectan a O Courel (Lugo) y Valdeorras (Ourense).

 

Si bien el presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, cifraba esta mañana de martes en unos 1.100 los desalojados, la Consellería de Medio Rural ha actualizado este dato por la tarde. Asimismo, el titular del Ejecutivo autonómico apuntaba que son 85 las construcciones afectadas, 10 están en la zona de O Courel y 75 en Valdeorras.

 

En concreto, según los datos de Medio Rural, ha sido necesario desalojar a más de 900 personas en alrededor de 60 núcleos de población en los fuegos de Folgoso do Courel y A Pobra do Brollón. En casi una veintena de estos lugares, los vecinos "ya pueden volver a sus casas con seguridad", afirma.

 

Por su parte, el incendio de Carballeda de Valdeorras ha sido necesario desalojar cerca de 500 personas de alrededor de 20 aldeas. "Algunos vecinos ya regresaron a sus domicilios a medida que las condiciones de seguridad lo han permitido", apunta este mismo departamento a través de sus redes sociales oficiales en la tarde de este martes.

 

Según ha trasladado Medio Rural a Europa Press, algunos de los lugares a los que los vecinos pueden volver a sus casas son: Vilar, Froxán, Vilamor, Baldomir, Vidallón, A Campa, Lourente, Carballal, Lebrón, Santa Eufemia, Monteagudo, Pardelas, Río de Bois, Parada dos Montes, Eiriz, Leixazós y Vilar de Lor.  

 

Dispositivo de atención

La Xunta pondrá en marcha un dispositivo extraordinario de Protección Civil para prestar la atención necesaria a las personas desalojadas. Según informa la Xunta, se trata de la primera vez que se organiza un operativo de estas características. 

 

Así se lo ha trasladado el vicepresidente segundo y conselleiro de Presidencia, Diego Calvo, a los alcaldes de los ayuntamientos de las provincias de Lugo y Ourense en los que se están registrando los incendios, a los que solicitó su colaboración para trasladar a la población los detalles de este operativo.

 

En el marco de este dispositivo extraordinario se crearán equipos de voluntarios de Protección Civil integrados en los Puestos de Mando Avanzados (PMA) de A Pobra do Brollón y de O Barco de Valdeorras, que contarán con un coordinador encargado de organizar los miembros de Agrupaciones de Voluntarios de Protección Civil (AVPC) de toda la comunidad en labores de apoyo y logística.

 

A estos puntos deberán trasladarse las personas desalojadas a causa de los incendios y que precisan volver a sus viviendas, tanto las que están alojadas en pabellones y lugares habilitados como en viviendas de familiares o personas allegadas. La Xunta remarca que los evacuados deben acudir siempre a los puntos habilitados para solicitar entrar en sus viviendas y no pueden hacerlos "solos".

 

Llamada a la población

En esta línea, Diego Calvo ha apelado a la concienciación de la población para que comunique a los equipos de Protección Civil en los puestos de A Pobra do Brollón y de O Barco de Valdeorras la ayuda que necesiten. Los traslados de este tipo --remarca la Xunta-- tendrán que ser siempre autorizados por el puesto de mando teniendo en cuenta la situación de los fuegos en cada momento.

 

En el caso de ser posible la visita, los efectivos de Protección Civil se encargarán de acompañar las personas autorizadas a visitar sus hogares con el objetivo de "garantizar su seguridad".

 

De este modo, la Xunta subraya que se evita que la ciudadanía se ponga en riesgo y que se les ocasionen incidentes a los profesionales que trabajan en la extinción de los fuegos mientras estos siguen activos.

 

Coordinación entre efectivos

El vicepresidente segundo de la Xunta, Diego Calvo, ha trasladado esta información a los municipios afectados por los incendios en dos reuniones celebradas junto con el director xeral de Emerxencias e Interior, Santiago Villanueva.

 

Uno de los encuentros se llevó a cabo en el puesto de mando avanzado de A Pobra do Brollón con el alcalde de este ayuntamiento y con representantes municipales de Folgoso, Triacastela, Quiroga y Ribas de Sil, así como con la responsable de las agrupaciones de voluntarios de Protección Civil de la provincia de Lugo que se encargará de la coordinación de los equipos de voluntarios desde este puesto.

 

En la otra reunión celebrada en el puesto de mando avanzado de O Barco de Valdeorras participaron el regidor de este municipio y representantes de los ayuntamientos de Carballeda, Vilamartín de Valdeorras, A Veiga y Rubiá.

 

Diego Calvo puso en valor el trabajo "altruista" de los voluntarios de las cuatro provincias, que se trasladaron a las zonas afectadas para prestar un apoyo "imprescindible" a la ciudadanía con labores complementarias a las tareas de extinción.

 

También agradeció la colaboración y coordinación entre los efectivos de emergencias y los cuerpos de seguridad que llevan trabajando a destajo estos días para controlar los incendios.  

La Xunta eleva la cifra de desalojados por los incendios a más de 1.400

Te puede interesar