La ola de incendios ha arrasado ya casi 13.800 hectáreas en Galicia

Un bombero forestal realiza labores de extinción en el incendio de O Barco de Valdeorras | EFE

La ola de incendios que afecta estos días a Galicia, especialmente al interior de Ourense y Lugo, ha arrasado ya con casi 13.800 hectáreas de terreno, según el parte facilitado por la Consellería do Medio Rural, con datos hasta las 19,15 horas de este lunes.
 
De estos incendios, dos, los más grandes, continúan activos y avanzan a gran velocidad alimentados por los terrenos secos, el viento y las temperaturas elevadas, ya que se ubican en las únicas zonas de Galicia que todavía permanecen en alerta por altas temperaturas: el interior y montaña de Ourense y el interior y montaña de Lugo.
 
En concreto, el fuego originado en Carballeda de Valdeorras, en la parroquia de Riodolas, ha calcinado ya 4.600 hectáreas, según la información de la Xunta. Tras aproximarse el domingo al núcleo de O Barco, avanza ahora en dirección a Sobradelo, Rubiá y Biobra, en las proximidades del parque de la Serra da Enciña da Lastra.
 
En las labores de control y extinción de este fuego participan siete técnicos, 34 agentes, 69 brigadas, 35 motobombas, tres palas, 11 aviones, 10 helicópteros y personal de la UME. Además, ha sido activada la situación 2 por la proximidad de las llamas al núcleo de Candeda, en Carballeda.
 
Por otra parte, han ardido ya unas 4.500 hectáreas de terreno en otro incendio de grandes dimensiones resultado de la unión de varios fuegos registrados en O Courel (Lugo), concretamente en Folgoso do Courel y A Pobra do Brollón.
 
En la extinción de este fuego, que continúa también activo, participan 16 técnicos, 88 agentes, 130 brigadas, 84 motobombas, tres palas, una Unidad Técnica de Apoyo, 17 aviones, 18 helicópteros y miembros de la UME. También aquí sigue activa la situación 2 por la proximidad a los núcleos de Parada dos Montes y Carballal, en Folgoso, y Busto, en A Pobra.
 
En Vilariño de Conso, también en Ourense, otro incendio activo deja ya 1.800 hectáreas quemadas en el Parque Natural de O Invernadoiro, mientras que el fuego originado en la parroquia de Seceda, en Folgoso do Courel (Lugo) alcanza ya las 1.100 hectáreas quemadas y mantiene activada la situación 2 por la proximidad de las llamas al núcleo de Gamiz.
 
En la provincia de Lugo también permanecen activos un incendio iniciado en la parroquia de Ramil, en Palas de Rei, que afecta a 375 hectáreas; y otro en Cervantes --parroquia de Cereixedo-- que ha quemado 20 hectáreas.
 
En la provincia de Ourense, tres fuegos afectan al municipio de Oímbra, uno en la parroquia de Videferre --activo-- que ha quemado 350 hectáreas y que entró a Galicia desde Portugal; otro en San Cibrao, estabilizado desde el mediodía tras afectar a 20 hectáreas; y un tercero, también activo, en Rabal. Los dos últimos fuegos también tienen activada la situación 2 por la proximidad a los núcleos de Rabal, en Oímbra, y Mandín, en Verín.
 

Estabilizados y controlados

En el parte de Medio Rural figuran como estabilizados, en la provincia de Lugo, un incendio en Cervantes --parroquia de Donís--, que afectó a 75 hectáreas; y otro en Quiroga --parroquia de Nocedo--, que quemó 15.
 
Asimismo, están controlados los fuegos de Outeiro, en Quiroga, con 250 hectáreas, y el de Santa Mariña do Castro, en Antas de Ulla, con 40. En Ourense, está controlado el fuego de Ribadavia, que afectó a 65 hectáreas y, en Pontevedra, el de la parroquia de Guillar, en Rodeiro, que quemó 200 hectáreas.
 
A esta superficie habría que sumar la calcinada por cinco fuegos, que afectaron a más de 250 hectáreas: Cualedro (31 hectáreas), Baiona (46 hectáreas), Melón (dos fuegos que suman 98 hectáreas) y Quiroga (83 hectáreas).
 

Desalojos y cortes de carretera

Los fuegos en la montaña de Lugo y Ourense han provocado el desalojo preventivo de varios núcleos de población, así como cortes en algunas carreteras.
 
En concreto, el presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, informaba esta mañana que, durante la noche, habían sido dessalojados 30 núcleos de población con unos 500 evacuados en Lugo y entre 200 y 250 en Ourense.
 
Rueda hizo estas declaraciones en el puesto de mando avanzado de A Pobra do Brollón, a donde se desplazó tras anular su agenda oficial para interesarse por la evolución de las labores de extinción. A lo largo del día, el presidente gallego ha visitado O Barco y a vecinos desalojados en Triacastela y Folgoso, y ha regresado a última hora al puesto de mando avanzado de A Pobra.
 
En cuanto a zonas afectadas, n la parroquia de Alixo, la 'zona cero' de los fuegos en el municipio de O Barco (Ourense), han ardido 15 casas, según ha confirmado su alcalde. Entre otros, también se han quemado un par de casas en el núcleo deshabitado de Río de Bois, en A Pobra do Brollón, y en la aldea de Vilar, en Folgoso do Courel.
 
Las llamas, el humo y las labores de extinción también han causado a lo largo de la jornada varios cortes de carretera y circulación condicionada en las provincias de Ourense y Lugo.
 
Así, a las 17,10 horas produjo un corte total en ambos sentidos de la carretera A-75, a la altura de Verín (Ournense) entre los kilómetros 0 al 10 por un incendio forestal procedente de Portugal. Por su parte, la N-532, a la altura de Verín, es transitable con precaución en ambos sentidos entre los kilómetros 8 al 12 debido a la presencia de humo, según la DGT.
 
Desde las 13,00 horas de este lunes está cortada la carretera OU-0853, en Candeda, en Carballeda de Valdeorras (Ourense), entre el kilómetro 5 y 9 --en sentido creciente de la kilometración--. Y también se ha producido un corte en la OU-121, desde el kilómetro 8, en Santigoso, municipio de O Barco, hasta el kilómetro 26, en Prada.
 
Además, se producen cortes intermitentes en la carretera N-536 a la altura de O Barco (Ourense), en ambos sentidos entre los kilómetros 43 y 47, por la presencia de humo y polvo, y se ha cortado la N-120 en Rubiá para intervenir en el incendio que avanza hacia León.
 
Ya desde el domingo también se producen problemas de circulación en la provincia de Lugo debido al fuego, en concreto en la LU-651 y en la LU-P-4710.
 
Asimismo, el incendio iniciado en Losacio (Zamora) ha obligado a suspender "hasta nuevo aviso" la circulación de la línea de Alta Velocidad Madrid-Galicia, en concreto en el tramo comprendido entre el municipio zamorano de Otero de Bodas y la capital de la provincia.

La ola de incendios ha arrasado ya casi 13.800 hectáreas en Galicia

Te puede interesar