sábado 24/10/20

La Xunta celebra que la Unesco reconozca en su registro el “gran valor” del códice Calixtino

La Xunta expresó su satisfacción y celebró que la Unesco reconozca “el alto valor y significado” del códice Calixtino con su inscripción en el registro de la memoria del mundo.

El deán y el archivero de la catedral de Santiago conversan ante la vitrina donde se expone el códice Calixtino | aec
El deán y el archivero de la catedral de Santiago conversan ante la vitrina donde se expone el códice Calixtino | aec

La Xunta expresó su satisfacción y celebró que la Unesco reconozca “el alto valor y significado” del códice Calixtino con su inscripción en el registro de la memoria del mundo. “La declaración supone una llamada a continuar trabajando en la conservación de este legado”, destaca, a través de un comunicado de prensa.
Después de la recomendación del comité consultivo internacional, el manuscrito medieval que se conserva en el archivo de la Catedral de Santiago pasa a formar parte de esta “prestigiosa y trascendental lista”, según la califica la Xunta. No en vano, añade que contiene los testigos documentales “más importantes de la historia de la humanidad”.
En julio de 2011 la Policía Nacional confirmó que el códice Calixtino se encontraba en paradero desconocido. No fue hasta un año después cuando el exelectricista de la Catedral fue detenido por su relación con la desaparición.
La Audiencia le condenó a diez años de prisión por hurto, robo continuado y blanqueo de capitales por la sustracción del manuscrito medieval y otros efectos.

Valor permanente
Según recuerda la Xunta ahora, la iniciativa para conseguir su inclusión partió de ella, tras asumir la propuesta formulada por el comité internacional de expertos del Camino de Santiago y la elevó al pleno del consejo jacobeo celebrado en Compostela en diciembre de 2015, coincidiendo con la apertura del jubileo de la Misericordia.
Esta posibilidad fue evaluada entonces por el resto de comunidades y de las instituciones con presencia en este órgano presidido por el ministro de Educación, Cultura, Íñigo Méndez de Vigo.
Su departamento, de hecho, fue el responsable de tramitar la candidatura, a través de la Dirección General de Bellas Artes y Bienes Culturales, y de Archivos, Bibliotecas y Museos y, dentro de ella, de la Subdirección General de los Archivos Estatales, con la colaboración de la Secretaría General de Cultura.
La inscripción del Liber Sancti Iacobi en el registro de la memoria del mundo “pone de manifiesto la afirmación de la Unesco sobre su valor y significación permanente, y evidencia que su relevancia trasciende los límites del tiempo y de la cultura, por lo que debe preservarse para las generaciones actuales y futuras y ser compartido con todos los pueblos del mundo”, subraya la Xunta.

Testigo del medioevo
Junto al Códice Calixtino, la Unesco también reconoce las copias medievales que se custodian en bibliotecas y archivos de España y Portugal.
De hecho, el nombre completo de la candidatura fue “The Codex Calixtinus of Santiago Cathedral and other medieval copies of the Liber Sancti Jacobi: The Iberian origins of the Jacobian tradition in Europe”, como muestra de la importancia que tuvieron en la Europa medieval todas estas testigos documentales, en las que se recoge la tradición textual alrededor del culto jacobeo y del Camino de Santiago.
El programa Memoria del Mundo es una de las tres iniciativas complementarias de la Unesco con las que busca incrementar la protección y concienciación del patrimonio cultural mundial.
Las otras dos son la Convención para la Protección del Patrimonio Cultural y Natural del Mundo y la Convención para la Protección del Patrimonio Intanxible.

Comentarios