miércoles 20/1/21

El PPdeG pide garantizar que gallego y castellano sean vehiculares en la enseñanza

El grupo popular quiere que el Parlamento deje claro su apoyo al “equilibrio” entre ambas lenguas
Tellado explica la propuesta de los populares gallegos durante una rueda de prensa en la sede del PPdeG | ep
Tellado explica la propuesta de los populares gallegos durante una rueda de prensa en la sede del PPdeG | ep

El grupo popular presentó en la cámara autonómica una proposición no de ley urgente ante la “preocupación” que le suscita las modificaciones con respecto al idioma en la reforma educativa que denomina ley Celáa. De este modo, el PPdeG quiere un posicionamiento que deje claro el “rechazo de la Cámara ante cualquier modificación que posibilite que gallego o castellano dejen de ser vehiculares en la enseñanza, poniendo así en peligro el equilibrio entre las dos lenguas cooficiales”.

Los populares, que registraron el lunes esta iniciativa urgente, quieren que el hemiciclo autonómico “reafirme su compromiso con el marco lingüístico recogido en la Constitución, Estatuto de Autonomía y en la Ley de Normalización Lingüística de Galicia”, normas que, añade el texto resolutivo, “aseguran el equilibrio entre el castellano y el gallego y contribuyen a asegurar la convivencia lingüística de los ciudadanos que valoran conocer ambas lenguas para poder comunicarse con hablantes de todo el Estado, así como con millones de ellos en países lusófonos e hispanos”.

Este es el texto registrado por los populares y que nace, como explicó el secretario general del PP gallego, Miguel Tellado, en rueda de prensa, a raíz de la enmienda acordada en la ponencia educativa y que dice lo siguiente: “las Administraciones educativas garantizarán el derecho de los alumnos y las alumnas a recibir enseñanzas en castellano y en las demás lenguas cooficiales en sus respectivos territorios, de conformidad con la Constitución Española, los Estatutos de Autonomía y la normativa aplicable”.

La Constitución Española recoge que el castellano es la lengua española oficial del Estado, que todos los españoles tienen el deber de conocerla y el derecho a usarla, mientras que las “demás lenguas españolas” serán también “oficiales” en las respectivas comunidades de acuerdo con sus estatutos.

Los populares gallegos interpretan que esta enmienda, en la que no se recoge explícitamente la palabra vehicular, puede facilita la “inmersión lingüística” por parte de los “nacionalistas”, al tiempo que significa para el PP que se han “saltado los marcos normativos de rango superior” y se “habilita que la lengua castellana deje de ser vehicular, con lo que se altera el equilibrio”.

Comentarios