jueves 26/11/20

Pontón culpa al PP y al PSOE de anteponer sus partidos frente la parálisis de Ourense

La lideresa nacionalista recriminó al presidente gallego por “sacrificar” la ciudad por Baltar
La líder del BNG, Ana Pontón, en el centro, durante su visita a Ourense | Ep
La líder del BNG, Ana Pontón, en el centro, durante su visita a Ourense | Ep

La portavoz nacional, Ana Pontón, señaló ayer la necesidad de un plan de actuación urgente basado en tres ámbitos, social, económico y sanitario para Ourense, tras lamentar que la situación de la ciudad “solo ha empeorado”. Así, apuntó al Partido Popular y al Partido Socialista como los responsables por “poner sus intereses partidista por encima de los vecinos”.

Pontón reiteró que la “parálisis” de la ciudad se debe a que estas formaciones “son cómplices necesarios” y recriminó que el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo “podría evitar la situación” si no “sacrificase la ciudad por mantener el Baltarismo” y “si dejase de emplear Ourense como banco de pruebas de los experimentos para el resto de ciudades”.

En este sentido, manifestó que la formación nacionalista que lidera propone “un plan urgente para Ourense” con tres medidas concretas “que actúen de inmediato en materia de sanidad, sociedad y economía”, frente a “la parálisis del gobierno local y la falta de acción política de la Xunta de Galicia”.

En el ámbito sanitario, Pontón subrayó que Ourense “no puede seguir siendo la marca de precariedad en Galicia” y criticó que, “por falta de materiales y de recursos humanos” se están “derivando pacientes a Vigo”.

Así pues, apeló a “ampliar la cartera de servicios del CHUO para que funcione como un gran hospital” y lamentó que, “no tiene ala de geriatría ni una unidad para el tratamiento del ictus, que tiene una gran incidencia en la población por su demografía envejecida”.

Aspectos sociales

En cuanto a la situación social, Pontón incidió en que la pandemia complicó más la situación de pobreza de muchas familias de Ourense. Así, apuntó que “la tasa de pobreza es tres puntos más alta que la que se registraba tras la crisis del 2008”, cifras que ha calificado de “desoladoras y demoledoras”.

Asimismo, destacó que “todos vimos las colas por conseguir alimentos y productos básicos”, por ello la lideresa nacionalista aseguró que “en un ayuntamiento con un remanente de casi 100 millones de euros” debería ser empleado para solventar las necesidades sociales y económicas de sus ciudadanos.

Comentarios