Un juzgado ordena seguir las diligencias por las declaraciones de Jácome sobre una “mafia policial”

El alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome | brais lorenzo

El Juzgado de Instrucción número 1 de Ourense concluyó la investigación sobre las declaraciones realizadas por el alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome, en 2019 en las que afirmó que en ese momento existía “una mafia dentro de la Policía Local”, en relación con la imposición de multas de la que formaba parte un agente, que también es delegado de UGT en el Ayuntamiento.


El magistrado ordenó que se continúe la tramitación de las diligencias por procedimiento abreviado, por si los hechos imputados al regidor municipal fuesen constitutivos de un delito contra el honor.


En el auto, el magistrado señala que Jácome matizó “parcialmente” las declaraciones en diciembre del año 2019 (sobre las realizadas en febrero), “más allá de que también” recordó que hay una “condena de la que fue objeto el querellante”, una sentencia dictada el 8 de octubre de 2015 por un delito de falsedad en documento oficial por “haber ayudado a distintas personas a eludir el pago de distintas multas”.


Con todo, el auto añade que “lo cierto es que no se practicó la más mínima prueba orientada a acreditar que en el año 2019 existiese ningún tipo de comportamiento ilícito en el seno de la Policía Local de Ourense y, mucho menos, por parte del querellante” y agrega que las declaraciones “cobran especial trascendencia”, al tener en cuenta que “fueron realizadas por el alcalde de Ourense y ante diversos medios de comunicación, cuyo impacto mediático consta a las actuaciones”.


En su parte dispositiva, el magistrado decretó que se dé traslado al Ministerio Fiscal y a la acusación particular personada, si la hubiere, a fin de que formulen escrito de acusación solicitando la apertura de juicio oral o bien el sobreseimiento de la causa, sin perjuicio de que puedan solicitar, excepcionalmente, la práctica de las diligencias complementarias para formular la acusación.


En el auto, recuerda las declaraciones del 14 de febrero de 2019, en las que, como salieron reflejadas en varios medios de comunicación, se refirió a la persona que se querella “de forma ofensiva, en términos tales como que “forma parte de una mafia policial o que es un corrupto”, o haciendo referencia a él como “una manzana podrida”.


Por otro lado, el titular del Juzgado de Instrucción nº2 de Ourense, Luis Doval, que hasta ahora llevaba la investigación activada sobre Pérez Jácome por supuesta malversación solicitó apartarse del caso.


Así lo confirmaron fuentes del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG), una vez que el magistrado cursó la solicitud a la Audiencia Provincial, que es la que deberá decidir.


En concreto, planteó a la Audiencia su abstención por una causa sobrevenida, que consiste en que su mujer comenzó a trabajar en el Ayuntamiento.


El magistrado entiende que podría verse afectada “la imagen de imparcialidad”. En todo caso, el TSXG precisa que la investigación atañe a hechos anteriores a la incorporación de la mujer. 

Un juzgado ordena seguir las diligencias por las declaraciones de Jácome sobre una “mafia policial”

Te puede interesar