Galicia anuncia que aplicará lo mínimo posible de la Lomloe y mantendrá las notas numéricas

El conselleiro de Cultura, Educación y Universidad, Román Rodríguez | xoán rey

El conselleiro de Cultura, Educación y Universidad, Román Rodríguez, aseguró que Galicia implantará los cambios previstos en la Lomloe en la menor medida posible dentro del marco legal, comenzando por el mantenimiento de las notas numéricas en la etapa obligatoria de primaria y secundaria.


Así lo trasladó ayer en rueda de prensa para presentar los currículos educativos de Galicia para adaptarse a la Lomloe, la nueva ley de educación que comenzará a aplicarse el próximo curso, en la que cargó en repetidas ocasiones contra el Gobierno central por el diseño y tramitación de esta norma, que cree que pone en riesgo la “calidad”, la “igualdad de oportunidades” y la “equidad” del sistema educativo.


El conselleiro explicó que se intentan reforzar las “competencias clave” de cada etapa y se incrementa el peso específico del bloque STEM, de ciencias técnicas y matemáticas.


Para la etapa de Educación Infantil, dividida en dos ciclos, uno de cero a tres años y otro de tres a seis, los cambios son “prácticamente mínimos”, y la Xunta se limita a añadir “un cuarto bloque de contenidos” sobre el conocimiento del contorno social.


Ya en primaria se evidencian las primeras diferencias, puesto que el Ejecutivo gallego mantendrá la nota numérica de los alumnos, a pesar de que la Lomloe solo proponía la evaluación literal.


“Asignatura espejo”

Asimismo, la Xunta ofrecerá una “asignatura espejo” a los estudios de Religión bajo el título de Proyecto Competencial e incrementará en dos horas semanales la carga de Lengua Castellana y de Lengua Gallega, que contrarrestarán las dos sesiones menos previstas para el inicio de la Educación Secundaria.


De cara a la Educación Secundaria, el objetivo de la Xunta es facilitar el tránsito a esta etapa para los alumnos y lograr “en la medida de lo posible” mantener una distribución de carga horaria de las asignaturas similar a la existente con la Lomce.


En el primer y segundo curso de ESO, se impartirá Tecnología y Digitalización, una nueva materia cuyos contenidos contarán con un fuerte peso de las matemáticas aplicadas y las ciencias técnicas.


Además, se dará a los institutos cuatro horas semanales -dos en primero y dos en segundo- para que refuercen los contenidos que consideren necesarios.


En cuanto al Bachillerato, la “gran novedad” es el cambio de las modalidades disponibles, que se amplían. En concreto, los alumnos podrán cursar el bachillerato de Ciencia y Tecnología, el de Humanidades y Ciencias Sociales, el de Artes -que se desdobla en Música y Artes Escénicas o Artes Pásticas, Imagen y Diseño-, o el Bachillerato General.


Además, habrá una optativa autonómica “potente”. Pese a que aún se trabaja en los contenidos, serán: Anatomía Aplicada, Cultura Científica, Antropología, Segunda Lengua Extranjera, Literatura Gallega del Siglo XX y la Actualidad y Tecnologías de la Información y la Comunicación. 

Galicia anuncia que aplicará lo mínimo posible de la Lomloe y mantendrá las notas numéricas

Te puede interesar