sábado 24/10/20

Feijóo defiende los relevos en la Xunta para encarar una época “dura”

El líder de los populares gallegos anticipa tiempos difíciles para la gestión y tiende la mano a la oposición
Feijóo, durante el acto celebrado en Palexco | patricia g. fraga
Feijóo, durante el acto celebrado en Palexco | patricia g. fraga

El presidente de la Xunta y líder del PP gallego, Alberto Núñez Feijóo, llamó ayer a los suyos a “seguir cambiando con Galicia” y, tras subrayar el nuevo escenario marcado por la pandemia, defendió los relevos de caras que ha realizado en el primer y segundo nivel de su Ejecutivo para afrontar “nuevos retos” en los ámbitos sanitario, económico y social, en una época que será “dura”.

“En este año 2020 en el que todo el mundo afronta una pandemia, cuando nos ha llenado de dudas lo que debíamos hacer, hemos intentado cambiar el Gobierno gallego para que traiga certezas. La Xunta se renueva y se rearma”, proclamó, en la reunión de la junta directiva del PPdeG, máximo órgano del partido entre congresos, que se celebró en la ciudad de A Coruña.

Ante los suyos, Feijóo justificó sus últimas decisiones en la Xunta, convencido de que los gallegos no le “prestaron su apoyo mayoritario” ni le dieron “una mayoría abrumadora” en las elecciones del 12 de julio para “hacer lo mismo”, sino para “responder a nuevos retos y buscar nuevas soluciones” en el complicado escenario del coronavirus y sus consecuencias.

El líder popular reivindicó la renovación y el cambio en un discurso en el que subrayó que hay que “cambiar con Galicia” e insistió en que “sería un error pensar que Galicia ha votado al inmovilismo o para que todo siga igual”. También dio las gracias por su “generosidad” a quienes dejaron paso o a los fichajes que tendrán que afrontar una realidad que –adelantó– será “dura”.

“Más dura a final de año, y dura en todos los meses de 2021”, anticipó, para añadir que, tras años de “crecimiento económico” en los que e empezaba a escuchar que “sí” en el Gobierno, ahora llegarán los tiempos del “no” y la gestión más difícil con “menos dinero y menos presupuesto”. Por ello, admitióque no es “el mejor momento” para asumir la responsabilidad que conlleva un cargo público, aunque también ha dejado un mensaje positivo: la convicción de que Galicia podrá “salir de esta”.

En este inicio del curso político “distinto”, en el que los populares convocaron esta cita –con unas 200 personas en Palexco– en vez del tradicional acto multitudinario, intervinieron también los presidentes provinciales del partido en A Coruña, Diego Calvo; Lugo, Elena Candia; y Pontevedra, Alfonso Rueda. En representación de Ourense lo hizo el jefe del Legislativo, Miguel Santalices, pues que, según han trasladado a Europa Press fuentes populares, el líder provincial ourensano, Manuel Baltar, no pudo acudir por motivos familiares.

“Cambiar con Galicia”

Feijóo subrayó lo diferente que resulta este acto del tradicional de inicio de curso que los populares suelen convocar en el arranque de septiembre, pero defendió que “el fondo es el mismo”. “No podemos estar físicamente cerca, pero estamos más unidos que nunca”, proclamó, antes de esgrimir que, aunque el partido siga siendo “el mismo”, su compromiso debe ser “cambiar con Galicia”.

“Nuestro compromiso es cambiar con Galicia, interpretar ese cambio y, si es posible, protagonizarlo”, defendió, antes de subrayar la necesidad de contar “con un discurso propio” y propuestas “concretas” que sean “compatibles” con las conductas y decisiones que después se adoptan desde los cargos de responsabilidad.

Y “cambiar con Galicia”, añadió, “no implica hacer cualquier cosa para mantenerse en el poder, sino servir a Galicia, actualizar principios y responder a retos de hoy que, lamentablemente, son muy distintos, a los que había solo hace un año, al empezar el curso de 2019”.

A renglón seguido, advirtió de que si el PPdeG ha logrado “la confianza de los gallegos durante cuatro décadas consecutivas no es por casualidad ni por descarte”, sino porque los populares han sido “capaces de encarnar los anhelos mayoritarios” de sus vecinos y convertirse en “la herramienta política más útil” para que “esas ideas y anhelas” sean su “catecismo político”.

Comentarios