Estilo Ideal

¿Qué me pongo? Buscamos el look perfecto

Elegir la indumentaria adecuada nos depara tranquilidad

¿Cuántas veces abrimos la puerta del armario ante una invitación o un evento y nos cruzamos de brazos ante la indecisión? Las mujeres, tengamos mucha o poca ropa siempre dudamos ante la trascendental pregunta del “qué me pongo hoy”.


La cosa es sencilla y si lo hacemos con tiempo nuestra imagen podrá parecer perfecta.

Varias cosas a tener en cuenta:


- Primero leer lo que nos pide la invitación si es algo muy formal, etiqueta, traje largo o coctel.

- Estación del año.

- Hora y lugar.


Elegir la indumentaria adecuada nos depara tranquilidad y certifica éxito seguro. Si la invitación es para una mañana imperan los tonos claros y prendas más informales. Optar por la sencillez y sobriedad en cuanto a colores nunca implica riesgos. Es una apuesta por la confianza.


Elegir la indumentaria adecuada nos depara tranquilidad y certifica éxito seguro



Tampoco es lo mismo verano que invierno. En los meses de calor hay que optar por telas que dejen transpirar y prendas poco ceñidas. Por el contrario en tiempos de frío lo óptimo es un vestido de lana combinado con un abrigo de paño que puede ser liso, de pata de gallo o hacer juego con algún elemento escogido, ya sean zapatos, bolso, foulard o bufanda.


Comidas o tardes, dependiendo del lugar, ya que no es lo mismo una terraza con amigas que un hotel o casa particular. Para estas ocasiones también debe dominar la sencillez y, en caso de haber confianza, preguntar qué llevará puesto la persona anfitriona. Nunca hay que rivalizar en este sentido.


Tardes de cóctel que suelen ser a partir de las siete. ¿Por qué no un bonito conjunto de falda y chaqueta que sacan de apuros y sientan bien? ¿O tal vez un pantalón con blusa estampada?. Para esas horas ya podéis dejar hueco a la imaginación y el atrevimiento para las más osadas. Tener mucho cuidado en las combinaciones de colores y, ¡ojo con las rayas! Todo lo que lleve esos signos, si no los combinas bien, te llevan al fracaso. Las rayas estilizan, pero con mesura.


Las rayas estilizan, pero con mesura


Las noches ya invitan, tanto en invierno como en verano, a telas versátiles, talles ceñidos y escotes abiertos. Yo desaconsejo de forma talibana el color negro. Por muchas razones y, entre ellas, resalta el que muchas otras mujeres lo habrán escogido. Es el más socorrido, pero también el más vulgar. Y especialmente en verano las fiestas por la noche son propicias para que soñemos volando un poco hacia la estética rompedora y divertida. Vestidos vaporosos sin mangas, deliciosas blusas con escote “palabra de honor”, conjuntos estampados con transparencias… Todo un mundo mágico para que lo paséis bien estando seguras de vuestros atuendos. 


El capítulo zapatos hay que pensarlo mucho. Si escoges lo primero que encuentras y te calzas unos taconazos tan bonitos como incómodos, en dos horas querrás irte a casa o sentarte. Y esto último... ¡jamás! Hay que socializar y tener conversaciones interesantes. Pero eso sí: sin hablar a la vez, que es una catástrofe y signo de falta de educación. Y saber escuchar es lo más importante porque aprendes y te interesas por las personas con las que compartes unas horas de tu vida.


Bolsos con guantes en invierno y en clave de tarde y noche. Importantísimo: no dejar nada para el último momento. Por muy ocupada que estés siempre hay unos minutos para pensar en el atuendo y revisar que todo esté en perfectas condiciones. No hay nada más frustrante que un botón caído, unas medias con carreras o un sujetador que deje caer los tirantes.


Con el objetivo claro y las prendas pertinentes que, insisto, no hace ninguna falta que sean caras o de firma, el triunfo social lo tendrás asegurado.


Con el objetivo claro y las prendas pertinentes que, insisto, no hace ninguna falta que sean caras o de firma, el triunfo social lo tendrás asegurado


En cuanto a los abalorios todo es muy personal. Mi abuela siempre me decía que antes de salir de casa hay que quitarse algo. Y yo que soy muy exagerada lo hago y me ha funcionado siempre.

¿Qué me pongo? Buscamos el look perfecto

Te puede interesar