domingo 26.01.2020

Torra quiere protagonizar un diálogo directo y asegura que Sánchez le “tiene que llamar”

Aragonés desdice al president y no considera necesario que vaya a la mesa de diálogo si no va el líder del PSOE
El presidente catalán, Quim Torra, interviene el el Parlament | AEC
El presidente catalán, Quim Torra, interviene el el Parlament | AEC

El presidente catalán, Quim Torra, apostó ayer por abrir un “diálogo serio y con contenido” entre la Generalitat y el Gobierno, que implique que él se reúna con el jefe del Ejecutivo central, Pedro Sánchez: “Me tiene que llamar”, recalcó.

En la sesión de control al presidente de la Generalitat, en el pleno del Parlament, Torra planteó sus líneas rojas para la mesa de negociación que intentarán acordar ERC y el PSOE.

Fotos con flores

“Basta de fotos, no queremos más fotos con flores”, subrayó Torra, que defiende “un diálogo de gobierno a gobierno, en el que los presidentes de los gobiernos se reúnan, y por eso el señor Sánchez me tiene que llamar”.

Precisamente ayer el vicepresidente del Govern, Pere Aragonés, afirmó que “no es descartable” que Torra esté en una futura mesa de negociación con el Gobierno español, aunque tampoco lo ve “necesario” si en ella no participa Pedro Sánchez.

“Hemos de tener flexibilidad. Si una parte decide enviar un determinado rango, la otra parte deberá enviar el mismo rango, esto es lógico en cualquier negociación”, destacó Aragonés, que urgió a Sánchez a recuperar la “comunicación institucional” con Torra, porque “no puede ser que el presidente del Gobierno español decida no hablar con el presidente de la Generalitat”.

También en la sesión de control, el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, se interesó por el contenido que Torra quiere dar a la reunión de la mesa de diálogo entre partidos en Cataluña.

Torra no le dio detalles sobre esta mesa, que podría reunirse en diciembre, e insistió en la necesidad de establecer un diálogo “de gobierno a gobierno”, donde Cataluña y España se reconozcan como “dos sujetos políticos” y en el que el presidente del Gobierno “llama” al presidente catalán. l

Comentarios