El PP y Vox siguen sin alcanzar un pacto sobre la Presidencia de las Cortes de Castilla y León

Mañueco abandona la reunión con el representante de Vox | aec

Los negociadores del PP y Vox siguen en contacto pero sin acuerdo en sus conversaciones sobre la gobernabilidad de Castilla y León y el reparto de la Mesa de las Cortes, indicaron fuentes conocedoras de estos contactos, a dos días de que quede constituido el Parlamento autonómico.


Existe malestar en Vox por la negativa del PP a darles “un trato similar” al que obtuvo Ciudadanos en la coalición fraguada en 2019, por lo que el desacuerdo se centra fundamentalmente en el acceso de Vox a la Presidencia de las Cortes, cargo para el que el PP mantiene su intención de presentar su propia candidatura, y también sobre el hipotético reparto de los departamentos del Gobierno.


En los últimos días, el candidato de Vox a la Presidencia de la Junta, Juan García-Gallardo, manifestó su intención de “defender hasta el final” la línea marcada por su partido para entrar en el Gobierno y presidir las Cortes, en el sentido de obtener “ni más ni menos que lo que tuvieron otros grupos parlamentarios en circunstancias similares”.


Desde el viernes, cuando García-Gallardo habló de que aún existía una “distancia grande” entre su partido y el PP para alcanzar un acuerdo y los portavoces populares se remitieron a la necesidad de centrar la negociación en el programa y no en los cargos, ambos partidos mantuvieron numerosos contactos, pero hasta el momento no fructificaron.


Mintras, el Gobierno anunció que no permitirá que los derechos y las libertades retrocedan “un solo milímetro” en Castilla y León de confirmarse que “la ultraderecha” entra en el Ejecutivo regional y advirtió que hará “todo lo que tiene que hacer en el marco del Derecho y la responsabilidad del Estado” para evitarlo.


En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, dijo respetar “el “procedimiento interno”, pero tachó de “error” que pudiera salir adelante un gobierno autonómico con la presencia de Vox.


“Si se confirman las informaciones de conformación de un Gobierno regional en una comunidad autónoma con la ultraderecha, esto no es ningún cambio de rumbo del PP sino lo contrario”.


En paralelo, el PP mantuvo conversaciones con los representantes de Soria Ya, que obtuvo tres procuradores en las elecciones del 13-F. Esta vía puede permitir a los populares hacerse con la Presidencia de las Cortes sin necesitar de la participación de Vox en el acuerdo, ya que la candidatura propuesta por el PP resultaría elegida con el apoyo de los 31 parlamentarios populares y la posible abstención de los seis procuradores que sumarían la Unión del Pueblo Leonés –que en este momento se sitúa en la abstención– y Soria Ya.


De hecho, ayer el portavoz de esta agrupación de electores soriana, Ángel Ceña, declaró que las conversaciones mantenidas el lunes con sus interlocutores del PP, Carlos Fernández Carriedo e Isabel Blanco, van “por el buen camino” para posibilitar un gobierno en solitario del PP. 

El PP y Vox siguen sin alcanzar un pacto sobre la Presidencia de las Cortes de Castilla y León

Te puede interesar