jueves 24/9/20

El PP blinda el aforo de Barberá al colocarla en la diputación permanente del Senado

La decisión del grupo popular del Senado de incluir a Rita Barberá entre los miembros de la diputación permanente, garantizando así su aforamiento aunque se disolviesen las Cortes Generales para convocar nuevas elecciones, suscitó reacciones entre los diferentes grupos políticos, y también en el de la propia exalcaldesa.
 

Rita Barberá llega a un pleno del Senado	aec
Rita Barberá llega a un pleno del Senado aec

La decisión del grupo popular del Senado de incluir a Rita Barberá entre los miembros de la diputación permanente, garantizando así su aforamiento aunque se disolviesen las Cortes Generales para convocar nuevas elecciones, suscitó reacciones entre los diferentes grupos políticos, y también en el de la propia exalcaldesa.
Así, el expresidente de la Generalitat Valenciana, Alberto Fabra, pidió a Barberá que reflexione “qué es lo mejor para el partido” y decida si debe dejar su acta de senadora, ante la polémica por la investigación por supuesta corrupción a todo su grupo municipal en el Ayuntamiento de Valencia, en la denominada operación “Taula”, en el marco del caso Imelsa.
En declaraciones en el Senado, Fabra aseguró que no habló  con la exalcaldesa y que desconoce por qué no asistió ayer a la constitución de las dos comisiones de la Cámara de las que forma parte, así como de la diputación permanente, y  respaldó la decisión del partido de no situarla en la presidencia de ninguna.
“El partido ha sido sensible al hecho de que una persona que está en medio de una posible investigación pueda tener protagonismo en el Senado”, dijo Fabra.
Fabra restó importancia, sin embargo, a la inclusión de Barberá en la diputación permanente, un órgano del que ya formaba parte como suplente, que no se disuelve con el cambio de legislatura y en el que continuará.
 A su vez, la secretaria de Estudios y Programas del PSOE, Meritxell Batet, considera que el “blindaje” judicial de la exalcaldesa de Valencia en el Senado supone “dar pasos en la dirección contraria” a la lucha contra la corrupción.
En los pasillos del Congreso, Batet puso de relieve que hechos como éste evidencian que el PP tiene “un problema con la corrupción”.
A su juicio, el partido de Mariano Rajoy debería hacer “una reflexión interna”, “cambiar las actitudes” respecto a la corrupción, que, dijo, es “un clamor social, y “dejar de dar pasos en la dirección contraria”.
También los senadores de Compromís Carles Mulet y Dolors Pérez valoraron que el mantenimiento de la exalcaldesa de Valencia, Rita Barberá como un “insulto” a todo su electorado.
La formación política indicó en un comunicado quedejarla como suplente “es querer que mantenga todos los privilegios, pero ocultando parcialmente esta situación, ya que el reglamento del Senado ofrece a los suplentes la misma situación económica y aforo”.
Para Dolors Pérez, es una “vergüenza” mantener en el Senado a una persona que se ha “mofado” de sus votantes en la Comunitat Valenciana. 

Comentarios