viernes 4/12/20

Page exige a Sánchez que “si quiere liderar el PSOE, lo diga”

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, defendió que el exsecretario general del PSOE Pedro Sánchez “tiene todo el derecho a hablar” pero le recomendó que “el PSOE no es una charca” y que “si tiene ambición de liderar el partido”, algo que ve “muy conflictivo”, “hay que decirlo, independientemente de ir calculando”.

El presidente de Castilla-La Mancha	ep
El presidente de Castilla-La Mancha ep

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, defendió que el exsecretario general del PSOE Pedro Sánchez “tiene todo el derecho a hablar” pero le recomendó que “el PSOE no es una charca” y que “si tiene ambición de liderar el partido”, algo que ve “muy conflictivo”, “hay que decirlo, independientemente de ir calculando”.
De este modo reaccionó García-Page, en una entrevista en TVE, que al ser preguntado sobre cómo va a acoger Castilla-La Mancha a Sánchez en la gira que este va a iniciar en Valencia el próximo mes de diciembre ha dicho que con “normalidad”.
“Con el tiempo podremos explicar algunas cosas, algunas informaciones que seguramente a más de uno le van a sorprender mucho. Tiene todo el derecho a hablar. Se lo recomiendo, el PSOE no es una charca, si tiene ambición de liderar el partido hay que decirlo, independientemente de ir calculando. Si tiene ambición de liderarlo de nuevo, lo que evidentemente sería muy conflictivo, no es necesario ir tanteando, cuando se tiene ambición hay que plantearlo desde el origen, se gane o se pierda”, manifestó.
Y es que, a juicio del secretario regional de los socialistas castellano-manchegos, cualquier compañero del partido tiene derecho a hablar con el resto, precisando que “todo tiene límites”. “Depende de que cómo se hagan las cosas puede estar o no haciendo daño al partido, además de a sí mismo. Los debates internos del partido están regulados, hay normas y por tanto hay límites. Si no se sobrepasan esos límites no veo ningún inconveniente”, agregó.

HERENCIA
Sobre la herencia de Sánchez en el partido, dijo que deja un PSOE “al que le cuesta reconocerse a sí mismo, un partido cuyo mejor resumen es la entrevista que el exsecretario general hizo en Salvados a los pocos días”. “Tenía un concepto de partido diferente al que tenemos la inmensa mayoría, en abierta discrepancia con sus posicionamientos en el último año”, condenó.
Con todo, el presidente de Castilla-La Mancha se mostró convencido de que por “muy mal” que le vayan las cosas el PSOE este está “empezando a asentar unos cimientos sólidos de reconstrucción”. “Los últimos tiempos han sido simple y llanamente muy erróneos”, zanjó. n

Comentarios