miércoles 12/8/20

Nuevos focos en L’Hospitalet se unen a la inquietud ante los más de cien brotes en España

Pamplona se suma a las infecciones debido a una comida de celebración de los “no sanfermines”
Varios vecinos con mascarillas cruzan el puente de la Torrassa, en L’Hospitalet de Llobregat | TONI ALBIR
Varios vecinos con mascarillas cruzan el puente de la Torrassa, en L’Hospitalet de Llobregat | TONI ALBIR

Las comunidades siguen notificando nuevos brotes de coronavirus, que ya alcanzan más de cien en toda España, y entre los que más preocupan siguen estando los registrados en Lleida, según informó ayer el ministro de Sanidad, Salvador Illa.

Los casos continúan en ascenso, en una jornada en la que se suman nuevos contagios en L’Hospitalet de Llobregat hasta llegar a los 107 casos en una semana, algunos de ellos en una residencia de ancianos, y en el detectado en Tudela a raíz de una boda que alcanzan ya los 34.

No obstante, el Departamento de Salud de la Generalitat de Cataluña quiso enviar un mensaje de tranquilidad porque las cadenas de transmisión del foco del brote de L’Hospitalet “en estos momentos, están controladas”.

A estos brotes hay que sumar otro en Pamplona, que afecta a ocho personas jóvenes relacionadas con un almuerzo de los “no sanfermines” el día 6 de julio.

En total, en las últimas horas se registraron 27 contagios de Covid-19, sin fallecidos ni nuevos ingresos hospitalarios, tres de ellos del brote detectado en una boda en Tudela, donde ya son 34 las personas infectadas y alrededor de un centenar las que están en aislamiento.

Asimismo, hay otro foco en Ciudad Real, en Socuéllamos, que se inició con cuatro casos, pero que ayer se elevaron a 10 los contactos confirmados.

Por su parte, Andalucía registra 16 brotes de coronavirus activos, once en fase de control y cinco en fase de investigación, en las provincias de Granada, Málaga, Cádiz y Almería, con un total de 298 casos confirmados tras pasar a la fase de superación a un brote con 16 afectados en el distrito Granada, según informó la Consejería de Salud y Familias.

Las comunidades continúan notificando nuevos brotes y entre los que más preocupan siguen estando los de Lleida, donde hay localizados una veintena, doce de ellos en empresas hortofrutícolas y cuatro en residencias.

Los hospitales de la región registraron en las últimas horas cinco nuevos ingresos por coronavirus y ocho altas.

Ante esta situación, el Hospital Universitario Arnau de Vilanova de Lleida tiene previsto abrir la tercera planta para pacientes con Covid-19, según informó el director del Institut Catalá de la Salut en Lleida, Ramon Sentís.

La apertura de esta tercera planta con 25 camas dedicada únicamente a enfermos del coronavirus se llevará a cabo cuando estén completas las otras habilitadas en el centro, que hasta ayer atiendía a 51 personas contagiadas, según informó el Departamento de Salud.

En este sentido, el centro hospitalario considera que la próxima semana será “crítica” para saber si los contagiados se estabilizan o si hay un repunte que ponga “en jaque” a un centro que ahora no está saturado pero que ve está posibilidad “más cercana”.

En total hay 89 personas ingresadas en la comarca del Segriá, y es el Hospital Universitario Arnau de Vilanova de Lleida el que registra mayores cifras.

De la veintena de brotes activos en Lleida, de momento cuatro se centran en residencias de la tercera edad, una de ellas, en Oliana (Alt Urgell), con una incidencia de 26 contagiados.

El gerente del ICS en Lleida, Ramon Sentís, aseguró que preparan un hotel para atender a pacientes de Covid-19 y explicó que ahora el principal problema es la falta de personal sanitario, sobre todo de enfermería, porque entre un 20 y un 25 % de la plantilla está de vacaciones.

Por su parte, el Hospital Santa María de Lleida y los otros tres centros privados de la ciudad, que también acogen a pacientes, mantienen los mismos ingresos que este viernes, con cinco y 27 enfermos.

En el caso de L’Hospitalet, los casos confirmados por pruebas pasaron de treinta a más de un centenar en una semana, algunos de ellos en una residencia de ancianos, según informó su alcaldesa, Nuria Marín, quien afirmó estar “preocupada”.

El brote afecta especialmente a la zona norte de la ciudad, con casos en los barrios de La Torrassa, Collblanc, La Florida y Pubilla Casas.

En La Torrassa los casos pasaron de 4 a 37 en una semana. “Se ha multiplicado por diez”, destacó la alcaldesa, quien indicó que algunos pacientes se encuentran en una residencia de ancianos de ese barrio, donde permanecen “aislados”.

El Departamento de Salud de la Generalitat aseguró que las cadenas de transmisión del foco en L’Hospitalet, “en estos momentos, están controladas”.

Asimismo, ante el número de casos en empresa frutícolas, la Generalitat esperaba acabar ayer los cribajes en hasta 400 de estas entidades en el Segriá, con el objetivo de que “se tomen las medidas pertinentes”. l

Comentarios