jueves 26/11/20

La incidencia sigue en descenso mientras Sanidad insta a regular las fiestas prenavideñas

Simón señala una tendencia favorable de la segunda ola y pide reducir la actividad en lugares cerrados 
El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón | chema moya
El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón | chema moya

La incidencia acumulada de casos de coronavirus descendió ayer por décima jornada consecutiva hasta los 436,27 por cada 100.000 habitantes en 14 días, según los datos del Ministerio de Sanidad, que informó de 252 muertes en las últimas 24 horas, 99 menos que este miércoles. 

El director del Centro de Alertas y Emergencias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, consideró una buena noticia este descenso de la incidencia acumulada, pero advirtió no obstante de que siguen siendo cifras muy elevadas, muy por encima de los objetivos marcados para situaciones de alto riesgo, medio o bajo.

En España, señaló, consideramos cualquier incidencia por encima de los 250 casos por 100.000 como de muy alto riesgo o de riesgo casi extremo y, “aunque la tendencia es muy favorable, no podemos confiarnos en absoluto”. El objetivo es no tener casos, o por lo menos estar en los 60.

Los datos indican, además, que se reduce también la presión hospitalaria, de forma que las camas con enfermos Covid-19 representan el 15,18 % del total y baja ligeramente la situación en las UCIS, con un 31,66 % de pacientes ingresados en estas unidades. 

Simón advirtió también de que, a pesar de que están descendiendo el número de fallecidos, la presión sobre el sistema asistencial sigue siendo importante, especialmente en Atención Primaria con los casos más leves. 

Ante esta situación, pidió comprensión porque las próximas Navidades no serán “normales”, sino diferentes, lo cual no quiere decir que vayan a ser peores.

“No serán como las normales, tendrán que ser diferentes; eso no implica que sean peores, pero tenemos que entender que tendrán que ser diferentes. Lo tenemos que entender todos”,  subrayó.

Son fechas que implican fiestas prenavideñas, cenas de empresa “que se tienen que regular para que no tengan impacto de la transmisión”, reuniones familiares, regreso de estudiantes desplazados, residencias de ancianos; y Cabalgata de Reyes, “si merece este año realizarla”.

Asimismo, el epidemiólogo abogó por “reducir actividades en el interior”, porque “los lugares cerrados son lugares de riesgo”.  Además, afirmó que “el impacto proporcional” que están sufriendo actualmente las residencias “es menor” que en la primera ola.

Por su parte, las comunidades continúan ajustando y prorrogando sus medidas. Es el caso del País Vasco, que mantendrá las actuales restricciones a la actividad y a la movilidad al considerar que, pese al cambio de tendencia en la pandemia, la transmisión sigue siendo “muy alta” en Euskadi.

También, la Comunidad Valenciana y la Región de Murcia prorrogaron el cierre perimetral de su territorio hasta el próximo 9 de diciembre, en tanto que Castilla y León lo hizo hasta el día 3.  

Asimismo, Castilla y León valora que se hagan test de antígenos de segunda generación a los universitarios antes y después de las vacaciones de Navidad.  Además, Cantabria decidió prorrogar dos semanas más la prohibición de consumir dentro de los establecimientos de hostelería debido a que la situación epidemiológica por el Covid-19 en la región sigue siendo de “riesgo extremo”. 

Por su parte, la ciudad Ceuta anunció que mantendrá durante el puente de la Constitución las restricciones a los viajes. 

En otra línea,  la Audiencia Nacional admitió a trámite el recurso contencioso-administrativo interpuesto por la patronal del ocio nocturno Spain Nightlife contra Sanidad por su campaña de concienciación del coronavirus “Esto no es un juego”.

Comentarios