La Guardia Civil apunta a cuatro exjefes de ETA en crimen de Miguel Ángel Blanco

Cartel en recuerdo de Miguel Ángel Blanco/AEC

La Guardia Civil ha señalado en un informe la responsabilidad de cuatro exjefes de la organización terrorista ETA en el secuestro y posterior asesinato del concejal del PP en Ermua (Vizcaya) Miguel Ángel Blanco, del que se cumplirán 25 años el próximo 12 de julio.

 

El instituto armado ha remitido un informe al Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional en el que apunta a los que fueran miembros de la cúpula de ETA José Javier Arizcuren, Kantauri; Mikel Albisu, Mikel Antza; Ignacio Gracia Arregui, Iñaki de Rentería; y María Soledad Iparraguirre, Anboto, en el crimen de Miguel Ángel Blanco, según informan a Efe fuentes jurídicas.

 

La Guardia Civil subraya el poder de control y decisión que tenía la Zuba (comité ejecutivo de ETA) en las acciones terroristas de la banda y señala la responsabilidad de estos cuatro exjefes de ETA en el atentado.

 

Para reforzar ese argumento, la Guardia Civil ha puesto de ejemplo al juez el secuestro durante 532 días del funcionario de Prisiones José Antonio Ortega Lara, según explican las fuentes.

 

El instituto armado subraya que en la puerta del zulo donde mantenían escondido al funcionario había unos mensajes en clave con la orden de que si los secuestradores veían una determinada palabra en prensa la orden era liberarle o asesinarle, precisan las fuentes.

 

El informe de la Guardia Civil se enmarca en la causa que investiga el juez Manuel García Castellón a raíz de una querella interpuesta por la asociación de víctimas Dignidad y Justicia contra nueve exdirigentes de ETA.

 

La clave de este procedimiento es si los exjefes de ETA pudieron ser responsables por omisión del crimen de Miguel Ángel Blanco porque hubieran podido impedir de algún modo su asesinato durante las 48 horas que estuvo secuestrado.

 

El juez investiga asimismo si los entonces miembros del comité ejecutivo de ETA (Zuba) en el momento de los hechos dieron la orden de asesinar al concejal, si bien fuentes consultadas por Efe subrayan la dificultad de determinar este extremo.

 

El informe del instituto armado se une a otro presentado por la Ertzaintza hace unas semanas, en el que subrayaba que era el comité ejecutivo quien trazaba la estrategia de la banda y el resto de miembros estaba sujeto a la disciplina y "órdenes" que este dictaba.

 

Al analizar el modo de actuar de la banda terrorista, los agentes afirman que la dirección de ETA era quien transmitía "instrucciones precisas a los comandos operativos de las acciones a realizar, por lo que cuando estas se llevaban a cabo la dirección de ETA-M sabe ya de antemano quién las ha cometido".

La Guardia Civil apunta a cuatro exjefes de ETA en crimen de Miguel Ángel Blanco

Te puede interesar