sábado 16/1/21

El Gobierno propone limitar el mandato del Poder Judicial para apremiar al PP a que pacte

Los vocales califican de “insulto” a su independencia la iniciativa del Ejecutivo central
Juan Carlos Campo abandona la tribuna del Congreso | aec
Juan Carlos Campo abandona la tribuna del Congreso | aec

El Gobierno entiende que la iniciativa para limitar los poderes del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) si su mandato está caducado, como es el caso en la actualidad, apremiará al PP a renovarlo por la vía del acuerdo, pero avisa de que, si sigue pasando el tiempo, se retomará la reforma pendiente, con la que no es necesario pactar.

Fuentes gubernamentales informaron de que fue el propio jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, quien tomó la decisión de que se registrase en el Congreso esta iniciativa ante la negativa del PP de consensuar un nuevo CGPJ si Podemos no queda al margen.

Fue el martes cuando el presidente del Gobierno avisó de su propuesta a la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, que a su vez informó por la noche primero al ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, y después al vicepresidente segundo y líder de Podemos, Pablo Iglesias, quien estuvo de acuerdo con la iniciativa.

Fuentes de la parte morada del Gobierno sostienen que en este asunto ya se llega tarde y que la renovación del CGPJ habría que hacerla cuanto antes.

Por ello, estas mismas fuentes esperan que el PP sea sensato y reaccione a raíz del movimiento de ayer, porque de lo contrario habrá que afrontar la otra reforma.

En esa misma línea, el Ejecutivo pide al PP que se retrate, porque en este asunto tiene una posición de frivolidad, ya que piden un acuerdo, pero el tiempo pasa y hace dos años que el CGPJ está en funciones. Y esa situación no puede ser infinita, según avisan a los de Pablo Casado.

Mientras, los vocales del CGPJ consideran  que la propuesta es un “insulto” a su independencia y  cuestionan la constitucionalidad de la medida además de afirmar que refleja el “evidente manejo” que desde la política se está haciendo de un poder del Estado. 

La propuesta no cayó bien en el Consejo, como era de esperar, máxime cuando existe un consenso en seguir con los nombramientos siempre que se tenga una mayoría muy amplia. Así sucedió el 30 de septiembre cuando de designaron seis jueces del Supremo con 19 votos a favor.

Comentarios