miércoles 23/9/20

ERC afianza su apuesta por el diálogo y por ensanchar el independentismo

Los republicanos aprueban su hoja de ruta, que no menciona el término “unilateral” como vía para la secesión 
Pere Aragonés interviene durante el congreso de ERC  | Alberto Estévez (efe)
Pere Aragonés interviene durante el congreso de ERC | Alberto Estévez (efe)

ERC celebró ayer la segunda parte de su congreso Nacional, en el que afianzó su apuesta estratégica por el diálogo y la negociación con el Estado, y por ensanchar el independentismo para lograr un referéndum.

La jornada, que se celebró en el Auditori del Fórum de Barcelona, duró más de cinco horas y sirvió para aprobar la ponencia política, que fija la estrategia de la formación y la ponencia estatuaria, que establece los estatutos y la organización interna.

Ambos documentos recibieron un aval muy amplio por parte de la militancia –el 93,46% en la política y el 91,01% en la estatutaria–, con lo que, al clausurar el congreso, el vicepresidente de la Generalitat y coordinador nacional del partido, Pere Aragonés, reivindicó que ERC es “una organización más fuerte, más preparada, más cohesionada y a punto para ganar” tras este congreso.

La ponencia política, que marca la hoja de ruta del partido, defiende que un referéndum es el mejor instrumento para solucionar el conflicto en Cataluña y plantea tres vías para lograrlo: la primera es la vía pactada y negociada con el Estado, ya que, pese a que reconoce que ahora mismo “es imposible” por las reiteradas negativas a acordar una consulta, considera que el independentismo nunca debe abandonar la bandera del diálogo.

Forzar al Estado
La segunda vía es “forzar” al Estado a convocar un referéndum, es decir, combinar la movilización constante con acciones de desobediencia civil no violenta, la acción de las instituciones catalanas, la generación de grandes consensos y el avance reiterado del independentismo en las urnas, junto con complicidades internacionales, para obligar al Estado a pactar un referéndum.

El documento también contempla una tercera opción, aunque no es la prioridad de ERC, que es hacer un referéndum sin el permiso del Estado, pero en ningún momento aparece la palabra “unilateral” en el texto.

En este sentido, añade que no descartan cualquier vía democrática y pacífica: “Resulta evidente que, atendiendo al hecho de que nunca renunciaremos a nuestros derechos ni a lo que establece la misma legalidad internacional, habrá que estar atentos a posibles nuevos escenarios que nos permitan transitar hacia la independencia por cualquier camino democrático y pacífico”.

En cuanto a la ponencia estatutaria, en el congreso se modificaron algunos detalles de los estatutos de la organización, entre los que destaca la posibilidad de alargar el mandato del presidente y la secretaria general de la formación “cuando no hayan podido desarrollar plenamente sus funciones como consecuencia de causas ajenas a la organización y a su voluntad”.

El congreso se celebró en plenas negociaciones con el PSOE por la investidura de Pedro Sánchez, que marcaron los discursos inaugurales de la jornada, como el de Aragonés, que lanzó una advertencia al PSOE y afirmó que el diálogo “solo es posible si se desplaza la represión”, después de que el Tribunal de Justicia de la UE (TJUE) reconociera la inmunidad de Junqueras.

Fuentes de ERC apuntaron que no descartan alcanzar un acuerdo de investidura con los socialistas antes del día de Reyes si hay un gesto de la Abogacía del Estado sobre la situación de Junqueras y que las negociaciones se pueden retomar el 27 de diciembre.

Comentarios