martes 19/1/21

Echenique asegura que no ocultó información sobre su asistente y que no tiene “apuntadas fechas”

El secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, reconoció ayer que no tiene “apuntadas las fechas exactas” en las que tuvo un asistente que le ayudaba en casa, sin contrato y sin Seguridad Social, pero hizo hincapié en que no mintió sobre estas ni ocultó información.

El dirigente de Podemos explicó su versión de los hechos	ep
El dirigente de Podemos explicó su versión de los hechos ep

El secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, reconoció ayer que no tiene “apuntadas las fechas exactas” en las que tuvo un asistente que le ayudaba en casa, sin contrato y sin Seguridad Social, pero hizo hincapié en que no mintió sobre estas ni ocultó información.
“Animo a cualquiera a buscar una declaración mía poniendo fechas, nunca he sido muy preciso en los años porque como cualquier familia normal no lo tengo todo apuntadito desde el principio de los tiempos”, dijo.
A su juicio, el hecho de que un periódico publicase que tuvo a su asistente también en 2012 y 2013 responde más bien a un intento de “estirar el asunto en periodo estival”, y añadió que él no escondió nada. “No tengo anotadas las fechas exactas pero sí que tengo más o menos clara la sucesión de los hechos”, reiteró convencido.
Según explicó, su asistente primero le prestaba servicio a través de una empresa, que lo tenía contratado, pero esta empresa lo despidió. El trabajador se dio de alta como autónomo pero llegó un momento en que no pudo pagar la cuota y “en otro momento” se lo comunicó a Echenique.
El dirigente de Podemos concretó que él entendió que era responsabilidad del empleado pagar su cuota de autónomo a la Seguridad Social, puesto que trabajaba para varias personas. No obstante, afirmó que su error fue no consultar la situación con un abogado.

le PAGABA EL DOBLE
Echenique subrayó que le insistió varias veces en que se diera de alta, incluso le pagaba “el doble” de lo que se paga a la hora en el sector para que pudiera permitírselo, pero él insistía en que no podía y esa situación le provocaba un dilema moral. Es más, confesó que le pagaba más de lo que le habría supuesto abonar 75 euros de cotización mensual.
Así se defendió de las acusaciones y destacó que hará caso omiso a los que piden su dimisión desde el PP, un partido que “está en los juzgados con la duda de si es o no una organización criminal”.

Comentarios