martes 19/1/21

Duran niega un órdago a Mas y culpa al Gobierno de que se replantee de nuevo su futuro

 El portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida, negó ayer que la reflexión sobre su futuro político sea “un órdago” al presidente catalán.

Josep Antoni Duran Lleida conversa con el portavoz adjunto de CiU, Josep Sánchez Llibre 	Emilio Naranjo
Josep Antoni Duran Lleida conversa con el portavoz adjunto de CiU, Josep Sánchez Llibre Emilio Naranjo

 El portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida, negó ayer que la reflexión sobre su futuro político sea “un órdago” al presidente catalán, Artur Mas, y culpó al Gobierno, entre otros motivos, de que se plantee continuar en algunos de sus cargos en la Cámara, por la falta de diálogo.
Tampoco tiene que ver, aseguró en declaraciones en el Congreso, con la votación sobre el proyecto de ley orgánica que hará efectiva la abdicación del rey Juan Carlos, en la que CiU se abstendrá, ni con la consulta soberanista que él apoya.
Duran insistió en que después de la proclamación de Felipe VI hará pública su decisión, aunque, en cualquier caso, seguirá como portavoz del grupo parlamentario.
Igualmente dijo que “es posible” que también pueda reconsiderar su función al frente de la secretaría general de CiU, pero no lo hará hasta hablar “en profundidad con Mas”.
Y de la misma manera está pensando si seguirá o no como presidente de la comisión de Exteriores del Congreso al constatar, señaló, que hay muchas voces críticas que sobre su continuidad en esta función.
No obstante, apuntó que hay mucha gente de CiU que no está de acuerdo con que deje la presidencia de esta comisión y no entiende que dimita de esa responsabilidad y no lo haga también de la vicepresidencia de la Mesa o de otras comisiones parlamentarias que preside CiU.
Insistió en que ha iniciado un “periodo de reflexión”, entre otras cosas, porque lleva predicando en Madrid “semana sí y semana también” sobre la necesidad de abrir un diálogo sobre el tema soberanista “y no hay manera de que haya una respuesta positiva” por parte del Ejecutivo.
Y en esta línea, señaló que no ve esfuerzos por parte del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para afrontar la cuestión catalana, ya que sigue manteniendo esa actitud de que “aquí no pasa nada y de que esto un problema de Cataluña y que lo mío –dijo Duran– es un acto contra Mas”.
El Gobierno no es capaz de entender que el portavoz de CiU se encuentra “huérfano” de diálogo, subrayó Duran, quien tampoco ayer desveló cuando anunciará la decisión que tome, si bien quiso dejar claro que “como mínimo” no será hasta después de la proclamación de Felipe VI porque no quiere “entorpecer” el debate en torno a la sucesión.
Mientras tanto, CDC convocará mañana una reunión extraordinaria de su secretariado permanente para analizar la situación de Duran, aunque fuentes del partido expresaron  satisfacción porque el democristiano haya desligado la consulta de su reflexión. n

Comentarios