sábado 24/10/20

Doce imputados por las tarjetas B se hipotecan para pagar sus fianzas

Doce exconsejeros de Caja Madrid hipotecaron sus casas para poder afrontar las fianzas de responsabilidad civil que les impuso la Audiencia Nacional, que suman un total de 3,14 millones de euros, por haber usado las tarjetas opacas en “provecho propio” y en perjuicio de la entidad.
 

Rodrigo Rato abandona la Audiencia Nacional después de prestar declaración	archivo ec
Rodrigo Rato abandona la Audiencia Nacional después de prestar declaración archivo ec

Doce exconsejeros de Caja Madrid hipotecaron sus casas para poder afrontar las fianzas de responsabilidad civil que les impuso la Audiencia Nacional, que suman un total de 3,14 millones de euros, por haber usado las tarjetas opacas en “provecho propio” y en perjuicio de la entidad.
Se trata del exvicepresidente de la caja José Antonio Moral Santín, para quien la cifra fijada asciende a 610.000 euros, por encima de los 356.000 euros del exconsejero de CCOO Francisco Baquero y los 341.000 euros del ex secretario de Estado de Hacienda Estanislao Rodríguez Ponga, según el recuento elaborado por el Juzgado Central de Instrucción número 4.
Además, optaron por una fianza hipotecaria el exsecretario de Organización del PSM Antonio Romero, cuya fianza es de 337.000 euros; los exconsejeros socialistas José María de la Riva (279.000) y Ramón Espinar (238.000), así como la expresidenta de la Fundación Caja Madrid Carmen Cafranga, que debe pagar 234.000 euros.
Por último, en la misma situación se encuentran el que fuera miembro de la Comisión de Control Ignacio de Navasqües (210.000); el exsecretario de Organización de CCOO Rodolfo Benito (188.000) y su compañero de sindicato Pedro Bedia (105.000), y los exsocialistas José María Arteta (186.000) y María Enedina Álvarez (63.000).
No obstante, aún está pendiente que culmine el trámite de tasación de los inmuebles que estos doce imputados han entregado al juez Andreu para asumir sus respectivas fianzas, momento en el que se sabrá si son suficientes para garantizarlas.
De ser así, Rodrigo Rato podría beneficiarse de una sustanciosa rebaja de la suya, que fue de 3 millones de euros, ya que el magistrado accedió a su petición de disminuirla por el equivalente a lo que gastó la cúpula de Caja Madrid y Bankia entre febrero de 2010 y mayo de 2012, coincidiendo con su mandato como presidente en ambas entidades.
Y no solo le ayudarán los que hipotecaron sus inmuebles, sino también aquellos otros siete exconsejeros y exdirectivos que depositaron en la cuenta de consignaciones del juzgado un total de 1,41 millones por lo que cargaron a su visa.
El primero en restituir lo gastado fue su “mano derecha”, José Manuel Fernández Norniella, que decidió el 19 de febrero transferir 175.400 euros al Juzgado de Fernando Andreu tras haber intentado devolverlo, sin éxito, mediante un depósito notarial que puso a disposición de la Fundación Caja Madrid, heredera de la obra social
Mientras, el que más cantidad ingresó es el exconsejero ejecutivo Matías Amat, que consignó 389.000 euros por los desembolsos realizados principalmente en viajes, hoteles, líneas aéreas, tiendas de lujo y exclusivos restaurantes hasta que se prejubiló en Bankia en septiembre de 2011.
Le sigue el ex secretario general del PP de Madrid Ricardo Romero de Tejada con 283.000 euros, equivalente a la fianza que le impuso el magistrado junto a otros 20 exconsejeros, además de Rato y su antecesor Miguel Blesa, en cuyo caso fue de 16 millones.

Comentarios