lunes 18/1/21

Concentraciones de blanco y sin banderas reclaman diálogo para resolver el conflicto en Cataluña

Iceta acude como “ciudadano” a las marchas y subraya que “mucha gente” está pidiendo que se negocie

Miles de personas piden diálogo en Barcelona | alejandro garcía (efe)
Miles de personas piden diálogo en Barcelona | alejandro garcía (efe)

Miles de ciudadanos vestidos de blanco salieron ayer a las calles de las principales capitales, con Madrid y Barcelona a la cabeza, para pedir al Gobierno y a la Generalitat que dialoguen para buscar salida al conflicto catalán ante el riesgo de una declaración unilateral de independencia.

La iniciativa, promovida desde las redes sociales por la plataforma “Hablamos?”, logró congregar millares de personas ante los ayuntamientos –unas 5.500 en la plaza Sant Jaume de Barcelona– para pedir diálogo, sensatez, entendimiento y recuperar la política tras una semana marcada por los efectos de la consulta del 1-O.

Invitación

“Hablamos?” es la palabra que más carteles ocupó en la plaza Sant Jaume, en una invitación al diálogo ante la posible declaración unilateral de independencia la próxima semana, que ya ha causado la marcha de diversas empresas de Cataluña.

Los concentrados en la plaza Sant Jaume quisieron lanzar un mensaje de concordia e hicieron volar unos globos blancos entre aplausos, mientras coreaban proclamas como “el pueblo catalán no quiere división”, “sí se puede” o “queremos hablar”.

Mejor que sus gobernantes

Los manifestantes, en un tono pacífico y sin exhibir banderas españolas, catalanas ni independentistas, alzaron carteles contra la declaración unilateral de independencia u otros que versaban: “España es mejor que sus gobernantes”.

Asimismo, cientos de personas respondieron a la misma convocatoria ante las puertas de los ayuntamientos de Girona, Lleida y Tarragona, y más de un millar en L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona), al igual que sucedió en Madrid o en otras ciudades de España.

Pese a que la concentración no fue organizada por ningún partido político, en Barcelona sí que ha acudido una representación del PSC, encabezada por el primer secretario del partido, Miquel Iceta.

En declaraciones a los periodistas, Iceta, que dijo que acudía más como “ciudadano”, subrayó que “mucha gente” está pidiendo ayer en las calles “diálogo”, por lo que ha pedido solucionar el conflicto catalán desde la negociación, aunque para ello no deben haber “decisiones unilaterales”.

Sin apoyo formal

Ataviado con camiseta blanca, Iceta subrayó que el PSC “no da apoyo formalmente” ni a la concentración de ayer ni a la prevista mañana en Barcelona a favor de la unidad de España, aunque ha dejado vía libre a los socialistas para participar en ambas.

La alcaldesa de Barcelona y dirigente de Catalunya En Comú, Ada Colau, no hizo declaraciones pero publicó una foto de la plaza Sant Jaume llena y otra de la concentración paralela frente al Ayuntamiento de Madrid y escribió: “Miles de personas envían un mensaje de paz a sus gobernantes: lo valiente, ayer, es escuchar y sentarse a hablar”.

Los soberanistas no se movilizaron ayer mientras continua la incertidumbre sobre qué hará exactamente el presidente catalán y los grupos de JxSí y la CUP en el pleno del Parlament.

La consiga era que los participantes acudieran sin banderas y vistieran de blanco para no representar a ninguna opción política, lo que ha provocado que se pudieran ver varias camisetas con publicidad e incluso batas de médico. Entre las pancartas, varias banderas de color blanco, cuyos portadores explicaron que no representan la derrota sino la voluntad de una negociación pacífica que rechaza también las cargas policiales.

Comentarios