miércoles 2/12/20

Artadi gana enteros como posible “plan D” para presidir la Generalitat

La portavoz de JxCat, Elsa Artadi, gana enteros como posible “plan D” para la investidura del presidente de la Generalitat y, de hecho, ya contaría con el aval de ERC si este fuera el nuevo nombre que pusiera sobre la mesa el grupo parlamentario que lidera Carles Puigdemont.

El presidente del Parlament de Cataluña, Roger Torrent, presidió hoy la reunión de la mesa | alejandro garcía (efe)
El presidente del Parlament de Cataluña, Roger Torrent, presidió hoy la reunión de la mesa | alejandro garcía (efe)

La portavoz de JxCat, Elsa Artadi, gana enteros como posible “plan D” para la investidura del presidente de la Generalitat y, de hecho, ya contaría con el aval de ERC si este fuera el nuevo nombre que pusiera sobre la mesa el grupo parlamentario que lidera Carles Puigdemont.
El adjunto a la Presidencia de ERC, Pere Aragonés, dio a entender en declaraciones a Catalunya Radio que el nombre no será un escollo para acordar la investidura con JxCat: “Si la propuesta es Elsa Artadi, para nosotros no habrá ningún problema”.
“Hay una buena relación, es una persona con gran capacidad de trabajo, tiene muchas cualidades”, afirmó Aragonés, que también señaló que, si de la reunión que JxCat mantendrá este fin de semana en Berlín “sale una propuesta” de plan D, “evidentemente puede ser una cuestión de días” que haya investidura.

Apoyo de Sánchez
El nombre de Artadi, persona de máxima confianza de Puigdemont, no genera precisamente entusiasmo en las estructuras dirigentes del PDeCAT, pero el hecho de que el número dos de JxCat, Jordi Sánchez, haya bendecido esta opción deja poco margen a los demócratas.
Si Artadi es la elegida de Puigdemont, el PDeCAT deberá concentrarse en negociar el reparto de carteras del nuevo Govern.
La solución podría salir de la reunión de JxCat de este fin de semana en Berlín para determinar los próximos pasos a seguir.
Fuentes de JxCat confirmaron que los diputados viajarán entre mañana y el sábado a Berlín y regresarán el domingo, así que el cónclave tendrá lugar después del pleno que arranca hoy, en el que está previsto que mañana se apruebe la modificación de la ley de la Presidencia de la Generalitat, pensada para reservarse la posibilidad de investir a distancia a Puigdemont, en Alemania pendiente de una euroorden de extradición. Pero JxCat no quiere forzar a la desobediencia a la Mesa del Parlament, que ya recibió la advertencia por escrito de que no podía saltarse la suspensión decretada por el Tribunal Constitucional sobre la candidatura de Puigdemont.
En este contexto, Puigdemont podría renunciar temporalmente a ser investido antes del plazo del 22 de mayo –se reservaría la posibilidad de intentarlo más adelante en la legislatura– y podría plantear el próximo sábado la activación de un nuevo candidato.
Sería el cuarto candidato después de Puigdemont, Jordi Sánchez y Jordi Turull, pero esta vez estaría en libertad y en España, por lo que sí podría ser investido en un pleno que podría celebrarse ya la semana próxima. De hecho, el calendario apremia, ya que cuando los diputados de JxCat se sienten con Puigdemont en Berlín quedarán solo 17 días para que expire el plazo para elegir al president de la Generalitat. l

Comentarios