Urkullu dice que su relación con Pedro Sánchez es "manifiestamente mejorable" y lamenta que "impere el cortoplacismo"

El Lehendakari, Iñigo Urkullu, ha admitido que su relación con el presidente del Gobierno central, Pedro Sánchez, es "manifiestamente mejorable", y ha lamentado que en la comunicación política e institucional con Euskadi "impere el cortoplacismo" y el "tacticismo".


En una jornada celebrada en Bilbao por el Diario Deia, Urkullu se ha referido a la reunión que mantendrá este viernes con la ministra de Política Territorial y Portavoz, Isabel Rodríguez, que se encuentra de visita en Euskadi.


Ante este encuentro, ha dicho que no tiene "una posición prefijada" y confía en que sea "positivo". No obstante, ha insistido en que la situación con el Ejecutivo central, respecto a las transferencias a Euskadi, es "manifiestamente mejorable".


"El año pasado se sustanciaron cuatro acuerdos pero, a pesar de haber aprobado ya en julio la transferencia de algunas de las materias para haber podido ejecutarla, hemos tenido que llegar a finales de diciembre para poder poner negro sobre blanco, aquí en Euskadi", ha apuntado.


También ha reprochado al Gobierno central que no termine de transferir a Euskadi el Ingreso Mínimo Vital (IMV) "en su integridad" y que el resto de transferencias previstas sigan "pendientes", por lo que ha asegurado que, hasta el momento, no constatan en el Ejecutivo de Sánchez "puesta en práctica de la voluntad expresada ni la actitud necesaria, para dar cumplimiento a sus propios compromisos".


Por ello, ha insistido que se trata de una situación "manifiestamente mejorable", y ha reiterado la disposición "absoluta y permanente" del Gobierno Vasco para "avanzar en todo lo que pueda ser defensa y desarrollo" del autogobierno vasco "reconocido", el Estatuto de Autonomía, "en lo que el Gobierno español se comprometió".


Preguntado por si su relación con el presidente del Gobierno central, Pedro Sánchez, también es 'manifiestamente mejorable', ha respondido que "sí". "Así lo he dicho", ha añadido.


Ha recordado que la ultima "relación bilateral" con Sánchez fue en febrero del pasado año, aunque posteriormente han coincidido en Conferencias de Presidentes, la última en diciembre. También ha recibido "por escrito" la semana pasada la respuesta a la carta que el Lehendakari le remitió el 18 de diciembre "en relación a la necesidad de la Conferencia de Presidentes". "Espero que podamos tener ámbitos de encuentro y que podamos mejorar lo que es la relación existente hasta el momento", ha añadido.


"INSTRUMENTAL"
Iñigo Urkullu se ha mostrado preocupado por que, "en lo que pueda ser una relación política e institucional, lo que prime sea lo instrumental, sin que ello dé pie a marcar a una agenda con una planificación estratégica, una visión de futuro, que dote de estabilidad a lo que el Estado necesita".


"Me preocupa que, en ese sentido, impere el cortoplacismo o que pueda ser también una manera de proceder tacticista, cuando lo realmente necesario es abordar, desde un plan estratégico, un planteamiento, una visión estratégica de futuro, con voluntad y carácter de estabilidad, los retos que Euskadi y que el Estado tienen", ha dicho.


No obstante, ha descartado que esto pueda influir en el seno del Gobierno Vasco porque, según ha asegurado, la relación entre los socios del Ejecutivo, PNV y PSE-EE, es "absolutamente positiva a todas luces".


Tampoco cree que "debería influir en la relación con el Gobierno español" porque la actitud del Ejecutivo de Euskadi es "de absoluta disposición a un visión estratégica, de estabilidad, de lo que tiene que ser la capacidad de afrontar con garantías los restos que afectan a todos por igual", con el "respeto a la propia especificidad".


El Lehendakari considera que existe "una diferencia" entre la relación de los consejeros del Ejecutivo y los ministros, "intensa y de absoluta lealtad en todos los ámbitos", y lo que ha calificado de "lo estructural, el cumplimiento del autogobierno de Euskadi reconocido por parte del Estado español"


FONDOS EUROPEOS
En relación a la distribución de los fondos europeos y a los recursos planteados, ha afirmado que no va a entrar en "polémicas estériles" que obedecen, a su juicio, a unos "intereses partidistas, políticos" en el Estado español en el marco de un "clima electoral" existente en este ámbito.


Urkullu ha indicado que, de 17.000 millones distribuidos hasta el momento, a Euskadi le han llegado 692, el 3,9%. Además, ha recordado que su Ejecutivo ha defendido, desde el principio, que los criterios, la metodología de trabajo y la distribución de los fondos obedecieran a unos "mecanismos diferentes" a los planteados.


El Lehendakari ha recordado que, en la Conferencia de Presidentes del 31 de julio de 2020, ya planteó una participación de las comunidades autónomas en los mecanismos de decisión sobre los criterios de distribución.


"Si vienen los fondos europeos, nos servirán para acelerar, para dar un impulso a aquello a lo que ya nos hemos comprometido como Gobierno y los proyectos los vamos a llevar adelante, sin estar esperando a que vengan los fondos europeos. No voy a entrar en polémicas que considero estériles o, en su caso, que obedecen, después de todo este tiempo, a unos intereses partidistas, políticos a nivel de Estado español en un clima electoral también en el Estado", ha afirmado.


Urkullu dice que su relación con Pedro Sánchez es "manifiestamente mejorable" y lamenta que "impere el cortoplacismo"

Te puede interesar