El Gobierno aparca la idea de limitar a 180 euros el megavatio hora

Protesta por el precio de la luz, en una imagen de archivo/AEC

El Gobierno ha aparcado poner un límite al precio de la luz en el mercado mayorista de 180 euros/megavatio hora (MWh) y trabaja en otras opciones que permitan concitar mayor unanimidad en el ámbito de la UE, han confirmado a Efe este lunes fuentes del Ministerio para la Transición Ecológica.


No obstante, no han detallado en qué consisten esas otras opciones, en las que dicen que el Ministerio está trabajando intensamente desde hace días.


La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, y el ministro portugués de Medioambiente y Acción Climática, João Matos Fernandes, avanzaron la semana pasada que propondrían ese tope de 180 euros/MWh en el mercado diario mayorista para evitar el efecto que está teniendo el encarecimiento de la electricidad en las economías de empresas y familias.


Según fuentes del Ministerio, se está trabajando en opciones mejores y más interesantes, más sencillas y con más posibilidades de éxito en el ámbito europeo que el de esa limitación del precio máximo que se podría alcanzar en las ofertas en el mercado eléctrico.


Ribera dijo el pasado jueves que España y Portugal (países que comparten mercado eléctrico) tenían intención de hacer esa propuesta, que establece un límite de precio máximo para el mercado que ya existió y que está muy alejado de los 229,71 euros/MWh de precio medio que hay para este lunes en el mercado mayorista español, y aún más de los 544,98 euros/MWh a los que se llegó el 8 de marzo.


Ribera indicó que, si la Unión Europea se retrasaba en tomar decisiones, habría una decisión nacional junto con el Gobierno portugués, porque la sociedad y las empresas no pueden esperar más.


Un día antes el ministro de Medioambiente y Acción Climática portugués, João Matos Fernandes, ya había avanzado esa propuesta de limitar el precio máximo del mercado mayorista y dio detalles sobre la propuesta.


Según Fernandes, las centrales de ciclo combinado a gas natural que tuvieran costes variables por encima de ese precio de 180 euros/MWh recibirían el diferencial de coste, pagado por un fondo común europeo o, si fuese a través de financiación nacional, con el déficit tarifario.


Añadió que este mecanismo permitiría un ahorro mensual conjunto para España y Portugal de 5.700 millones de euros (1.100 millones en el caso de Portugal).


La reforma del mercado eléctrico es defendida por los países del sur de Europa, en concreto en lo referente a desacoplar el precio del gas del mercado eléctrico, pues en el mercado marginalista la oferta más cara que casa precio a cada hora es la que marca el precio que cobran todas las demás.


Los ciclos combinados de gas son la tecnología que oferta más caro, especialmente en estos tiempos en que se ha disparado el precio del gas, con lo que los países que defienden su desacoplamiento del mercado eléctrico quieren frenar el efecto contagio del gas, que está encareciendo la luz a empresas y consumidores domésticos.


Sin embargo, una gran parte de los países del norte no comparten la posición de modificar el mercado.

El canciller alemán, Olaf Scholz, que se reunió el viernes con el presidente español, Pedro Sánchez, que había estado por la mañana con los primeros ministros de Italia, Portugal y Grecia, no se ha pronunciado explícitamente sobre la propuesta de limitar el precio del mercado.


Scholz dijo que en el Consejo Europeo de este jueves y viernes "se intercambiará información sobre estrategias nacionales", lo que parece apuntar a una visión distinta a que de forma unánime se acuerde la reforma del mercado eléctrico.


Tampoco les gusta esa idea de reformar el mercado a las grandes eléctricas españolas, cuya asociación Aelec se manifestó el viernes en contra de intervenir el mercado eléctrico.


Según Aelec, hay que seguir trabajando de forma alineada con el diseño de mercado europeo en vigor tanto en gas como en electricidad, evitando medidas de intervención y apostando por las medidas que incrementen la estabilidad de los mercados a largo plazo.


Por su parte, organismos como el Operador del Mercado Eléctrico (OMEL) o la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) no están de acuerdo con que ese tipo de reformas en el mercado eléctrico se hagan de manera unilateral, sino que creen que deben ser consensuadas dentro de Europa.


Además, consideran que las medidas que se adopten deben ser temporales y que si se toca el mercado, una vez superada la crisis de precios, vuelva a recuperar su funcionamiento. 

El Gobierno aparca la idea de limitar a 180 euros el megavatio hora

Te puede interesar