Este Leyma sí que engancha

El noruego Ndow fue uno de los mejores del Leyma con 17 puntos | Quintana

El Leyma Básquet Coruña lo consiguió. La tremenda victoria contra el Estudiantes despertó al fin a una afición tradicionalmente fría. Un marcador ajustado en el último cuarto, la categoría del rival y dos decisiones arbitrales en contra del equipo local fueron el caldo de cultivo perfecto. La grada se encendió en diez minutos finales inolvidables. El Palacio de los Deportes de Riazor fue una fiesta.

El triunfo del Leyma, tercero consecutivo después de pasar por encima del Lleida y ganar en Melilla tras un viaje de 30 horas, es un alivio en la carrera por los ‘playoffs’. El equipo ha recuperado sus señas de identidad: muerde en defensa y es un martillo en ataque.

Mo Soluade (21 puntos con 5 triples, 7 asistencias y 4 robos), Chris Ndow (17 con 9 rebotes) y Augustas Peciukevicius (10 puntos en su mejor partido desde que regresó de la lesión) hicieron olvidar las importantes bajas de Álex Hernández y Zach Monaghan en el juego exterior. Por dentro, el Leyma ni siquiera echó de menos a Nick Ward (15 tantos, 4 capturas y un tapón), inédito en un último cuarto que el equipo coruñés rompió desde la defensa, dejando al equipo colegial con solo dos canastas en juego.



Tira y afloja


El primer cuarto fue un tira y afloja. Golpeó primero el Leyma con un 5-0, respondió el Estu con un parcial idéntico (0-5) y el equipo coruñés protagonizó un 9-2 que abrió la primera diferencia de cinco puntos (16-11).

Dos faltas rápidas mandaron al banco a Larsen, pívot clave en el ascenso del Breogán la pasada temporada, pero el Estu va sobrado. Dos Anjos, su relevo, fue un incordio en la batalla por el rebote y su impacto, como el del veterano Urtasun, se notó enseguida en el marcador (19-15).

La ‘marea naranja’ apretó el acelerador nada más empezar el segundo cuarto (28-19), forzando el primer tiempo muerto del técnico visitante Jota Cuspinera. La reacción fue inmediata con un 2-10 que ajustó la diferencia a un solo punto (30-29).

El Leyma superó sus primeros apuros con tres jugadas seguidas de Ward, quién si no: un 2+1, aunque falló el adicional, una gran finalización en la continuación y un espectacular tapón sobre Dos Anjos para cerrar la primera mitad (38-34).

La cuarta de Löfberg, nada más empezar el tercer cuarto, y el acierto del escolta estadounidense Johnny Dee desde la línea de 6,75 metros cambiaron por completo el panorama. Johnny cogió su fusil, enchufó cinco triples y 18 puntos en diez minutos, una explosión digna de la NBA. Sujetaron al Leyma el carácter y la inteligencia de Pecius y la gran dirección de Soluade.



Final soñado


El último cuarto fue un cuento de hadas. La defensa del Leyma secó por completo al ataque del Estu, incapaz de anotar una sola canasta en juego desde el 59-61 hasta el 79-68. El parcial final, con tres triples de un inspiradísimo Soluade, otro de Ndow y uno más de Pecius para cerrar el partido, lo dice todo: 28-9.

La grada llevó en volandas a su equipo. Fue una comunión pocas veces vista en el Palacio, al menos desde aquellos ‘playoffs’ de 2016, cuando el Leyma se quedó en semifinales contra el Melilla. A cinco partidos para terminar la fase regular, la cosa pinta bien. Este equipo sí que engancha. l





Leyma Coruña 87 - 68 Estudiantes

Leyma Básquet Coruña (19+19+21+28): Löfberg (2), Soluade (21), Javi Vega (6), Ndow (17), Ward (15) –quinteto inicial– Hamilton (1), Gray (0), Schaftenaar (0), Peciukevicius (10), Mikel Sanz (7), Diagne (8).
Movistar Estudiantes  (15+19+25+9): Faggiano (2), Adams (6), Dee (22), Nacho Martín (3), Larsen (2) –quinteto inicial– Dos Anjos (9), Sotilov (0), Urtasun (9), Arroyo (5), Beirán (4), Djurisic (6).
Árbitros: Olivares Bernabéu, Franquesa Vázquez y Gómez Hernández. Sin eliminados
Incidencias: Partido de la jornada 29 de LEB Oro disputado en el Palacio de los Deportes de Riazor ante unos 1.000 espectadores.    

Este Leyma sí que engancha

Te puede interesar