Lendoiro celebra la "despedida de año tranquila" en el Dépor

|

El expresidente del Deportivo Augusto César Lendoiro ha celebrado la "despedida de año tranquila" que disfruta el conjunto coruñés, con su equipo masculino líder del grupo I de Primera RFEF y el femenino, el Dépor Abanca, primer clasificado del grupo norte de Reto Iberdrola.


"Desde hace muchos años -los míos últimos como presidente ya no lo fueron y voy a cumplir ocho fuera del Consejo- los deportivistas necesitábamos disfrutar de unas fiestas felices y tranquilas y, al fin, han llegado, con una plácida Asamblea, cosa que ya no se recordaba; con el equipo femenino en lo alto de la clasificación y con el Deportivo como líder destacado", apunta.


Lendoiro explica en un artículo que ha remitido a Efe que "nada mejor que buenos resultados deportivos para que los aficionados tomen el turrón con tranquilidad, lo que viene a confirmar que 'lo único' que les preocupa es lo que ocurre en el césped".


"Ni siquiera llamó la atención en la Asamblea los más de 11 millones de pérdidas en la temporada 2020-21, cifra que, posiblemente, suponga el récord de toda la historia de Segunda B", sostiene el exdirigente.


El que fuera presidente del Deportivo entre 1988 y 2014 "observa una plantilla fuerte y unida" y felicita a quien la diseñaron.


"Si no nos confiamos y seguimos en esta línea de seriedad y trabajo, lo lógico sería que se incrementase de forma sustancial las diferencias con los perseguidores, porque ni los Racing, el de Santander y el de Ferrol, que son los equipos que veo más fuertes en este momento, cuentan con un armario como el del Deportivo, que dispone de doble o triple fondo", precisa.


Lendoiro sugiere "facilitar la salida de aquellos jugadores que juegan poco y así abrir un claro espacio" para los "jóvenes internacionales" con los que cuenta el club.


El exdirigente sí critica que en el segundo equipo del Deportivo se haya pasado "del cero al infinito" a la hora de contar con jugadores juveniles, ya que es una "categoría senior" en la que la obligación, a su juicio, es "ascender para estar al nivel del resto de clubes" y en la que "solo tienen cabida los muy destacados".


"Si no se miden bien los tiempos, corremos el grave riesgo de vaciar de contenido el Juvenil A, equipo estrella de las inferiores de un club, y de 'aburrir' en el filial a jugadores de brillante futuro, que, si no pasan con rapidez al primer equipo, exigirán su salida a los 20, 21, 22 o 23 años", arguye el que fuera embajador de LaLiga.

Lendoiro celebra la "despedida de año tranquila" en el Dépor